Liderazgo Pastoral

Volver

El Movimiento de la Iglesia Celular

Por Joel Comiskey

2014

Lo siguiente viene del libro Dos Mil Años de Grupos Pequeños.

En una tarde de domingo en el verano de 1964, Yonggi Cho, un pastor coreano joven, se derrumbó en la plataforma de su iglesia. Cho, quien entonces tenía veintisiete años, había llegado a un punto de agotamiento físico total.

Más temprano ese día, él había predicado durante los servicios de la mañana y luego había bautizado trescientos nuevos convertidos. Después de recoger a un evangelista estadounidense en el aeropuerto, le estaba interpretando en el servicio de la tarde cuando Cho colapsó. Su iglesia había crecido de 4 a 2.400 miembros. Aunque su suegra Jashil Choi, y el misionero John Hurston le habían ayudado, Cho había asumido una carga ministerial casi imposible de llevar en su iglesia en crecimiento. Él había predicado durante los dos servicios matutinos de domingo, durante los servicios de mediados de semana, y había asistido a las reuniones de oración diaria temprano por la mañana. También se encargaba de asesorar y realizar todas las bodas y los funerales. Quebrantado en el escenario esa noche de verano, le susurró a Hurston, “John, me estoy muriendo” (nota 1).

Cho sintió que Dios lo había llamado a hacer crecer la iglesia más grande en el mundo, sin embargo, él trató de hacer esto en su propia fuerza. Después de ser llevado al hospital y examinado, el médico les dijo a los asociados de Cho,

Este hombre está físicamente agotado. Su salud se ha quebrantado y su corazón es débil. Para recuperarse, él requerirá de reposo total. Después de eso, yo sugeriría que encontrara otro tipo de trabajo. Sería mejor que nunca predicara o pastoreara de nuevo. El agotamiento podría matarlo (nota 2).

A pesar de su fuerza agotada, Cho intentó continuar como de costumbre. En contra de los deseos de los demás, trató de predicar en el primer servicio de su iglesia el domingo siguiente, pero se desmayó después de sólo ocho minutos. En el segundo servicio, trató de predicar de nuevo, pero duró sólo cinco minutos antes de colapsar nuevamente. En las semanas y meses que siguieron, Cho clamó a Dios desde su lecho de enfermedad por sanidad, pero Dios no parecía responder.

En su libro Successful Home Cell Groups (Exitosos Grupos Celulares en las Casas), Cho relata que él estaba reclamando ciegamente las promesas de sanidad en la Biblia sin buscar la voluntad de Dios. Sin embargo, en una ocasión, él oró: “Padre, nos has dado todas estas promesas. Pero yo las declaro y tú no me sanas. ¿No vas a sanarme?” Inmediatamente Cho fue sorprendido por una voz inaudible pero clara. “Hijo, yo voy a sanarte, pero la sanidad va a tomar diez años” (nota 3).

Cho no se dio cuenta en ese momento que la situación desesperante en la que se encontraba no sólo cambiaría su iglesia, sino que pondría en marcha una revolución en la eclesiología que transformaría las iglesias de todo el mundo. Dios quería que el resto del mundo cristiano supiera que un solo pastor no puede realmente cuidar de una iglesia, y mucho menos una iglesia de más de dos mil personas (nota 4). A través de Cho, Dios estaba a punto de comenzar el movimiento celular moderno.

Cho sintió un fuerte llamado a pastorear, y él tenía una visión de hacer crecer una iglesia colosal que sería la más grande de toda Corea. Sin embargo, su quebrantada salud dictaba que no podría llevar a cabo sus responsabilidades pastorales de la única forma que sabía. Mientras Cho yacía en su cama, buscó en las Escrituras cómo la iglesia primitiva ministraba a miles de nuevos creyentes. Cho fue sacudido por cómo estos primeros cristianos se reunían de casa en casa en grupos pequeños para la adoración y la fraternización. Del mismo modo, se dio cuenta de cómo Moisés en Éxodo 18: 13-26 dividió los millones en sectores y en pequeños grupos de diez personas.

Cho al principio no vio la visión celular como una forma de hacer crecer las iglesias. No era inteligente intentar hacer crecer más y más una iglesia. Más bien, se dio cuenta de que estaba haciendo crecer su iglesia de una manera no bíblica y centrada en el hombre, la cual finalmente le llevó a terminar en el hospital. Siguiendo estos principios bíblicos, Cho ideó un plan para dividir su congregación en grupos en las casas bajo el liderazgo de sus diáconos, que eran los ministros laicos hombres. Sin embargo, ellos rechazaron la idea, y Cho terminó ejecutando su plan con las lideresas laicas, mujeres quienes aceptaron hacerlo. En Corea en ese momento, los hombres dominaban las posiciones de liderazgo tanto en la iglesia como en la cultura. Así que para Cho, lanzar su visión celular a través de las mujeres era igualmente radical y esto glorificó aún más a Dios (nota 5).

Bajo la estrecha supervisión e instrucción de Cho, estas mujeres comenzaron veinte grupos celulares en las casas. Los grupos se encontraron con varias dificultades al principio, y hubiera sido fácil para Cho olvidar su nuevo plan. Sin embargo, sintió que Dios le había dicho que no iba a ser sanado por diez años, y no tenía otro plan, sino el que Dios le había dado (nota 6).

En los meses y años que siguieron, Cho refinó su sistema celular en crecimiento. Inicialmente, su iglesia y su nueva metodología fueron fácilmente pasadas por alto, pero en 1974 la iglesia se trasladó a una instalación más grande en la isla de Yoido y asumieron el nombre Yoido Full Gospel Church (Iglesia del Evangelio Completo de Yoido). En ese momento había 16 mil miembros en 542 grupos celulares. En su primer año en la nueva ubicación, agregaron 3.000 miembros. En 1976 la proliferante iglesia reportó 1,600 grupos celulares (nota 7).

Si bien una versión de esta historia abre la introducción de este libro, vale la pena repetir el testimonio de Cho debido a su impacto en el movimiento de la iglesia celular en todo el mundo. De hecho, un patrón común entre las iglesias celulares más grandes en todo el mundo es la influencia de David Cho. Todos han mencionado estar en deuda con Cho, y todos menos uno de ellos fueron inspirados inicialmente a incluir el ministerio celular en sus iglesias a causa de la enseñanza y el ejemplo de Cho (nota 8). Los pastores de las dos iglesias celulares más grandes, así como los pastores más influyentes en América Latina, visitaron la iglesia de Cho antes de comenzar su propio ministerio celular (nota 9). La inspiración de Cho también se ve en los escritos de los mayores expertos en células hoy en día (nota 10). Hadaway observa:

Se comenzó a decir que la iglesia de Paul Cho y varias otras grandes iglesias en Seúl alcanzaron su tamaño masivo a través de los grupos celulares en las casas y que la técnica funcionaría en cualquier lugar. Un movimiento comenzó, y los pastores han acudido a Corea para aprender. . . . Iglesias de todo el mundo están empezando a adoptar el grupo celular en las casas como una herramienta de organización. . . (nota 11).

Aunque muchas iglesias alentadas por Cho, adoptaron la metodología celular y tuvieron éxito, muchos más intentaron incluir los grupos celulares y fracasaron, o tuvieron pocos resultados visibles. Muchas iglesias adoptaron el modelo celular por la motivación equivocada. Simplemente querían hacer crecer su iglesia como la de Cho y no entendían cómo aplicar los principios celulares a su propio contexto. Tampoco tomaron en cuenta la atmósfera de avivamiento en Corea y muchos otros factores que ayudaron a la iglesia de Cho a crecer tanto.

El propio Cho ha reflexionado sobre el por qué el ministerio celular funciona o no en otros lugares. Las razones que ha dado en sus libros y artículos incluyen:

  1. El fracaso del pastor general en asumir el liderazgo del sistema celular.
  2. Fallar en aprender la metodología celular a profundidad.
  3. La capacitación y apoyo inadecuados de los líderes de los grupos. Cho cree que la supervisión de los líderes celulares es crítica.
  4. Falta de enfoque evangelístico en los grupos celulares
  5. El fracaso del pastor a renunciar a la autoridad y al ministerio.

La iglesia de Cho no sólo ha sido exitosa en implementar el ministerio celular, sino que también hay aproximadamente nueve iglesias adicionales en Corea que han alcanzado una membresía de treinta mil o más. Todas ellas, sin excepción, han estructurado sus iglesias alrededor del ministerio celular. No hay duda que la iglesia de Cho ha tenido una influencia significativa en todo el mundo y continúa haciéndolo hoy en día.

Crecimiento de la Iglesia Internacional

Un importante visitante a la Yoido Full Gospel Church (Iglesia del Evangelio Completo de Yoido) fue el Dr. Donald McGavran, el fundador del movimiento de crecimiento de la iglesia. La explosión de la iglesia celular de Cho llegó en medio de la era de crecimiento de la iglesia en el Fuller Theological Seminary (Seminario Teológico Fuller). Era una época en que los pastores miraban y estudiaban con entusiasmo las iglesias celulares en crecimiento en todo el mundo y no eran reacios a probar el modelo en sus propias iglesias. McGavran animó a Cho a tener seminarios para instruir a los muchos pastores que estaban visitando la iglesia.

En 1976, Church Growth International (Crecimiento de la Iglesia Internacional, CGI por sus siglas en inglés) nació bajo el liderazgo de John Hurston. Decenas de miles de pastores de todas partes del mundo han asistido a las conferencias anuales de CGI. El libro de Cho, Successful Home Cell Groups (Exitosos Grupos Celulares en las Casas) publicado en 1982, también ha sido fundamental en la difusión del movimiento (not a12). Peter Wagner, sucesor de Donald McGavran en el Seminario Fuller, pasó a formar parte de la junta directiva de CGI y ha asistido fielmente a las conferencias desde que comenzaron.

Es interesante que Dios eligiera a la nación oprimida de Corea del Sur para dar a luz al movimiento de la iglesia celular moderna. La historia de Corea es una de las sagas más turbulentas del mundo, de la lucha de una nación pequeña por la supervivencia contra obstáculos aparentemente imposibles. A partir del siglo VII en adelante, Corea ha estado bajo el control de China y Japón. En 1945, los japoneses cedieron el control de Corea a los Estados Unidos en el sur y a Rusia en el norte. Un pacto poco alentador fue firmado el cual no pudo impedir la subsiguiente guerra entre Corea del Norte (respaldada por Rusia y China) y Corea del Sur (respaldados por los Estados Unidos). Dios una vez más se ha mostrado fuerte entre aquellos que son débiles. Este es ciertamente el caso de la elección de Corea para iniciar el fenómeno de la iglesia celular.

Cansado del Iglesianismo

Aunque Cho inspiró muchas de las más grandes iglesias celulares en el mundo, el individuo que ha sido el pionero en el ministerio basado en células en los EE.UU. es Ralph Neighbour (nota 13). En 2014, a sus ochenta y cinco años, continúa con su liderazgo de la iglesia celular en los EE.UU. y en todo el mundo. Su entusiasmo y su pasión por las células afloran en la siguiente cita,

. . .la célula es la iglesia, y la iglesia es la célula. Es el componente básico de la comunidad más grande llamada “iglesia local”. No debe haber competencia con ella, ninguna en absoluto. Todo en la estructura, por completo, debe existir para las células, ser operado por las células, y debe fortalecer la vida de las células. Al igual que en el cuerpo humano, la vida de la iglesia se encuentra en las células. ¿Deben ser las personas alcanzadas para Cristo? Se realiza a través de las células. ¿Deben las personas ser edificadas en Él? Es hecho a través de las células (nota 14).

A medida que Cho comenzaba a mejorar y a aumentar su metodología celular en 1965, Ralph Neighbour estaba buscando una estructura bíblica de la iglesia, en lugar de las iglesias basadas en programas que había en toda la región. Él escribió: “Cuando cumplí treinta y seis años yo estaba absolutamente, completamente disgustado con las estructuras tradicionales de la iglesia que abastecían la auto-necesidad e ignoraban a los no creyentes” (nota 15). Neighbour ya había trabajado con las iglesias en una amplia diversidad de escenarios. Creció como hijo de un pastor, había trabajado para la organización de Billy Graham en su infancia, fundó veintitrés iglesias en el sur de Pennsylvania, y había actuado como consultor evangélico durante cinco años para la Texas Baptist Convention (Convención Bautista de Texas.)

Durante estos años, Neighbour se había desilusionado cada vez más y más con las iglesias estructuradas para su mantenimiento en lugar de para la misión. A los cuarenta años de edad, Neighbour dejó la comodidad de su trabajo denominacional para liderar “una iglesia experimental” en rápido crecimiento al oeste de Houston. Él escribe:

En 1969, se formó una iglesia no tradicional en Houston con 38 valientes pioneros. Nos llamábamos “La Gente que Se Interesa”, y se convirtió en una “Iglesia de Parábola”. Sin saber lo que estábamos haciendo, nos tropezamos con patrones que estaban siendo utilizados por otras iglesias de grupos celulares que no sabíamos que existían (nota 16).

Neighbour se topó con este modelo como un pionero y, finalmente, se convirtió en su principal portavoz. Una significativa persona impactada por Neighbour fue un joven estudiante de un seminario bautista llamado Lawrence Khong de Singapur, quien se involucró en la iglesia de Houston. Regresó a Singapur a mediados de los años 80 a pastorear una iglesia en crecimiento, y fue bautizado de forma inesperada por el Espíritu Santo y habló en lenguas. Desconcertado por este encuentro que él experimentó en la intimidad de su propio tiempo con el Señor, él decidió compartir esa experiencia con sus diáconos. En ese momento, no se dio cuenta que esta revelación a sus líderes sería el fin de su ministerio en una iglesia con doctrina bautista tradicional. Luego inició una nueva iglesia llamada Faith Community Baptist Church (Iglesia Bautista de la Comunidad de Fe, o FCBC por sus siglas en inglés) en 1988.

Khong le pidió a Neighbour que le guiara a él y a su iglesia a una metodología celular integrada. Al principio Neighbour hizo esto dividiendo su tiempo entre Texas y Singapur, pero en 1990 se trasladó a Singapur para convertirse en el pastor asociado de la FCBC. La combinación de un excepcional pastor general increíblemente talentoso para hablar y en el liderazgo y la estrategia celular dirigida por Neighbour permitió a la iglesia crecer de 600 a 5000 miembros con quinientos grupos celulares entre 1988 y el regreso de Neighbour a Houston en 1997. La FCBC fue una plataforma ideal para Neighbour porque le permitió perfeccionar su estrategia celular y su material. La FCBC se convirtió en una iglesia celular ejemplar con una estrategia de la iglesia celular modelo (nota 17).

Neighbour y Khong compartieron con mucho entusiasmo la estrategia celular a través de las conferencias internacionales anuales sobre la iglesia celular que primero atrajo a cientos y luego a miles de pastores, misioneros y líderes de todo el mundo (nota 18). El manifiesto de la iglesia celular de Neighbour, Y desde Aquí, ¿Hacia Dónde Vamos? Una Guía para la Iglesia de Grupos Celulares, publicado en 1990, avivó las llamas del movimiento celular en muchos países, incluyendo Estados Unidos, Canadá, Australia y Sudáfrica. Este libro aceleró enormemente el movimiento celular en estos países y más allá Y desde Aquí, ¿Hacia Dónde Vamos? Tuvo un fuerte impacto, ya que combina la base bíblica para el ministerio celular, un análisis basado en el principio de las iglesias celulares, y ejemplos de muchas iglesias celulares en crecimiento en todo el mundo. Es verdad que fue un libro muy idealista, y se piensa que brinda pocas esperanzas a las iglesias que hacen la transición al ministerio celular en Norteamérica. Sin embargo, estimuló la imaginación de aquellos que anhelaban el cambio y comenzó un movimiento en Norteamérica.

En 1991, Neighbour lanzó la revista Cell Church (Iglesia Celular) de su ministerio de publicaciones en Houston. Esta revista se convirtió en una voz unificadora del movimiento. TOUCH Outreach Ministries (Ministerio de Alcance TOQUE), el ministerio de publicaciones y seminarios fundado por Neighbour y con sede en Houston, Texas, y Touch Ministries Internacional (Ministerios Toque Internacional) de Lawrence Khong en Singapur eran heraldos internacionales para el movimiento celular. El visionario y prolífico Neighbour a través de sus libros prácticos y de la revista, dio viento al movimiento en un momento en que un número cada vez mayor de pastores y líderes de la iglesia se estaban desilusionando con la estructura tradicional de la iglesia.

En 1994, los cimientos políticos del país de Sudáfrica se desmoronaban a medida que la segregación racial estaba siendo desmantelada y se estaba formando un nuevo gobierno multirracial. En medio de esta agitación había una nueva apertura espiritual en el país. A medida que las estructuras políticas estaban siendo alteradas radicalmente, pastores e iglesias también estaban buscando nuevos patrones eclesiásticos. Por invitación del pastor Martin Hopkins de Newcastle, Natal, el Dr. Neighbour dio tres conferencias introductorias de la iglesia celular en mayo de 1994 en Pretoria, Newcastle, y en Mossel Bay.

Estas conferencias crearon un gran interés por el modelo celular y, a mediados de 1994 aproximadamente ciento veinte pastores de Sudáfrica llegaron a Singapur para aprender de Neighbour en la iglesia Faith Community Baptist Church (Iglesia Bautista de la Comunidad de Fe). En respuesta a este seminario de capacitación especialmente planeado, Neighbour fue invitado a ir a Sudáfrica para enseñar a fondo la metodología de la iglesia celular. Él desarrolló un curso de cuatro semanas en el que se enseñaba una semana por trimestre. Esta capacitación titulada “El Año de Transición” se puso en marcha en octubre de 1994 en Sudáfrica y en los próximos dos años se enseñó a miles de pastores. Iglesias que estaban implementando los grupos celulares en Sudáfrica compartieron su aprendizaje y ayudaron a difundir aún más la metodología celular a iglesias de países vecinos como Lesoto, Botsuana, Malawi, Zimbabue, así como a países lejanos, incluyendo Ucrania y los Estados Unidos.

El entrenamiento de The Year of Transition (El Año de Transición, TYOT por sus siglas en inglés) y su sucesor titulado Advanced Cell Training (Entrenamiento Celular Avanzado, ACT por sus siglas en inglés) fueron enseñados por TOUCH (TOQUE) y sus ministerios internacionales afiliados en muchos países, incluidos los Estados Unidos, Rusia, Brasil, las Filipinas, El Salvador, Canadá y Australia . TYOT se puso en marcha en 1999 y en 2000 en Inglaterra y Alemania. La Regent University of Virginia Beach (Universidad Regent de Virginia Beach), Virginia, en 1996 se convirtió en el primer seminario que ofrece Maestría y Doctorado en Ministerio con una especialización en el ministerio celular. El núcleo de sus cursos de ministerio celular fue el plan de estudios celulares TYOT y ACT desarrollado por TOUCH (TOQUE).

Voces Celulares Influyentes

En 1974, Amor Viviente, una iglesia carismática en Honduras, fundada por los misioneros menonitas, Ed y Gloria King, comenzó a utilizar un sistema celular cuando su lugar de reunión les fue quitado. Cuando se dieron cuenta de la superioridad de la estructura de las células para el evangelismo y el discipulado, conservaron el sistema. Esta iglesia, que creció a unos siete mil miembros en el año 2000 fundó iglesias en toda su natal Honduras y en varias ciudades de Estados Unidos. René Peñalba, uno de los pastores fundadores, dejó Amor Viviente para comenzar su propia iglesia, que también se ha convertido en un movimiento basado en células. Muchas otras iglesias en Honduras también han crecido y florecido. De hecho, el ministerio basado en células se ha convertido en la nueva norma a través del cuidadoso modelaje del ministerio basado en células.

Otro de los pioneros del ministerio celular, Wener Kniesel, pastor del Christian Center Buchegg (Centro Cristiano Buchegg) en Zúrich, Suiza comenzó el ministerio celular casi al mismo tiempo que Cho comenzara su ministerio a principios de 1970. Al mismo tiempo sentía que el ministerio celular era la manera bíblica de fundar una iglesia, por lo que continuó la transición de su iglesia aun frente a muchos obstáculos. Kniesel dijo que cada paso del proceso de transición fue doloroso para su congregación en Zúrich, Suiza, pero con el tiempo se convirtió en una iglesia celular próspera dentro de la sociedad secular de Zúrich, Suiza. La iglesia creció a unos trescientos grupos celulares y ha entrenado a pastores y líderes de todo el mundo.

En los Estados Unidos en el centro del sur de Pennsylvania, nació el Dove Christian Fellowship (Fraternidad Cristiana Dove) en octubre de 1980 bajo el liderazgo de Larry Kreider utilizando una metodología celular. Dove ha fundado iglesias en los EE.UU., Nueva Zelanda, Francia, Escocia, Uganda, Kenia, y Barbados. En 2013, Dove tenía unas ciento veinte congregaciones. Dove fue un pionero que ha demostrado de forma consistente una base bíblica equilibrada para su ministerio celular. Desde entonces, han añadido redes de iglesias en las casas a su repertorio de ministerio.

Bethany World Prayer Center (Centro de Oración Mundial de Betania) también adoptó la estrategia celular en 1996 y se convirtió en una de las iglesias celulares insignia en Norteamérica. Betania organizó conferencias celulares cada año y muchos pastores fueron entrenados. En un momento dado, Betania atrajo a miles de pastores para sus conferencias anuales celulares las cuales promovían el “Ganar almas y hacer discípulos”. El libro de Stockstill The Cell Church (La Iglesia Celular) salió en 1996 y tuvo un impacto importante en el movimiento celular.

El Ministerio Basado en Células se Propaga en África y en Asia

Mientras Cho estaba desarrollando su sistema celular, otras iglesias de todo el mundo estaban teniendo visiones similares y estaban aprendiendo las unas de las otras.

EPBOM, África Occidental

En 1975, el Pastor Dion Robert comenzó a utilizar una estrategia de grupo celular para comenzar EPBOM (Eglise Protestante Baptiste Oeuvres et Misión Internationale) (nota 18). Costa de Marfil es el hogar de dieciocho millones de habitantes, muchos de los cuales son de habla francesa y trabajan en la agricultura. Se estima que entre treinta y cinco y cuarenta por ciento son musulmanes; de veinte a treinta por ciento son cristianos; y otro cuarenta por ciento practica creencias indígenas.

Después de escuchar al hermano Andrew, quien ministró a los cristianos perseguidos en los países comunistas, Dion anheló una estructura de iglesia que no dependiera de grandes reuniones, ni se centrara en el pastor. Su inspiración inicial para la metodología de células vino de la estructura organizativa que Moisés usó en Éxodo capítulo dieciocho (nota 19).

Comenzando con sólo tres personas, su movimiento creció a 3.180 células en 1993 en la ciudad de Abiyán y a unas 1896 células en iglesias filiales en Costa de Marfil, Guinea, Burkina Faso, Benín, y varios otros países de África y los Estados Unidos (nota 20).

En 2010 este grupo de iglesias reclamó una membresía total de doscientos mil.

El pastor Robert Dion pide a cada miembro asistir fielmente a un grupo celular y pasar por el proceso de equipamiento de discipulado, que se centra en las vidas transformadas. La cultura africana ha estado dominada tan a fondo por el animismo (la creencia en el apaciguamiento de los espíritus que controlan todos los acontecimientos de la vida) que la gente por siglos ha vivido en el miedo, la culpa y la incertidumbre. EPBOM ha descubierto que a menos que la salvación rompa las ataduras y las mentiras satánicas causadas por el animismo, los creyentes volverán rápidamente a la esclavitud pasada.

Los que están en EPBOM saben que nunca podrán hacer de un hombre un efectivo trabajador para la cosecha si él está sometido por ataduras satánicas. El pastor Dion dice: "En la vida de las ovejas a menudo habrá ataduras que necesitan ser rotas. Estos a veces pueden ser lazos hereditarios demoníacos o alguna forma de demonización por espíritus malignos. La terapia del alma es el proceso de romper las ataduras impías que incluyen actividad inmoral, maldiciones, miedos animistas y culto a los antepasados” (nota 21). Esta iglesia es conocida por convertir a las personas esclavizadas, en evangelistas apasionados por Jesucristo que inician nuevas iglesias en casa.

Iglesia Abbalove, Jakarta, Indonesia

La Iglesia Abbalove comenzó en 1979 cuando un grupo de estudiantes universitarios en Yakarta sintieron el deseo de ser tocados por El Espíritu de Dios. Dios les impulsó a iniciar una iglesia y Eddy Leo, uno de los primeros líderes del equipo, con el tiempo se convirtió en uno de los ancianos y el miembro principal del ministerio apostólico del movimiento. La iglesia comenzó originalmente como una iglesia basada en la comunidad y más tarde se convirtió en una iglesia basada en células después de que el equipo de liderazgo visitara la iglesia de Cho en Corea y la Faith Community Baptist Church (Iglesia Bautista de la Comunidad de Fe) en Singapur.

Desde el principio visualizaron la necesidad de formar a jóvenes para que sirviesen como líderes y cambiaran al país y al mundo. En 2014, la iglesia había crecido a 20.000 personas en los servicios dominicales, y 25.000 en sus 2.000 grupos celulares semanales. Abbalove se ha convertido en once iglesias locales, cada una con sus propios ancianos. La Iglesia Abbalove está creciendo rápidamente a medida que se concentran en los pueblos y ciudades que no han sido alcanzadas. El contexto de su iglesia es la mayoría musulmana de Indonesia y su deseo ha sido bendecir a las personas que aún no han sido alcanzadas con el amor de Dios.

Abbalove sabe que la célula es fundamental para hacer discípulos que hagan discípulos. Se espera que todos participen en un grupo celular. Los tres pilares de la iglesia son: las células, los cultos o servicios, y el discipulado personal. Los tres pilares sólo pueden establecerse si todo el mundo se está equipando continuamente. La Iglesia Abbalove se ve a sí misma ayudando a las personas en su travesía, no como si hubiesen llegado a su destino final. Por la gracia de Dios, la iglesia nunca ha sufrido una división, ya que siempre se han centrado en experimentar a Jesús y se han asegurado de que Jesús sea el centro, no el ministerio.

Iglesia de la Familia de Dios, Solo, Indonesia

Obaja Setiawan fue a la escuela secundaria en Indonesia en la década de 1980. En ese momento, no tenía pelo. Nadie, incluyendo los doctores sabía por qué había perdido su cabello, y su familia no pudo encontrar ninguna ayuda verdadera. Estaba tan avergonzado, que dejó la escuela. Sus amigos y familiares le instaron a visitar médicos brujos y tratar pociones mágicas, pero nada funcionó. Alguien le sugirió a Jesús. “¿Por qué no?”, pensó. Él oró a Jesús y su cabello comenzó a crecer de nuevo. Cuando se le preguntó sobre el nuevo crecimiento, él respondió: “Debe ser la medicina”. El pelo desapareció, y Obaja rápidamente se dio cuenta que había negado a Jesús y oró de nuevo por misericordia. Dios respondió y hoy Obaja tiene una cabeza llena de cabello negro.

Este milagro impactó a Obaja tan profundamente que él prometió a Dios que le serviría todos los días de su vida. Y él le sirvió a Dios como un exitoso hombre de negocios, ministrando activamente en su iglesia como un laico y apoyando financieramente. Pero en septiembre de 1989, Dios llamó a Obaja para que comenzara su propia iglesia. No se sentía preparado porque su formación empresarial no había incluido educación en el seminario. Sin embargo, él obedeció y comenzó un grupo celular que se multiplicó hasta incluir unas 20.000 personas en 2010 (nota 22).

El pastor Obaja ha llevado su sencillo mensaje de fe del poder de Dios en la debilidad. A lo largo de su ministerio, ha creído que Dios obra lo imposible en débiles vasijas humanas, incluso en un área donde el ochenta y ocho por ciento de los doscientos cincuenta millones de personas son musulmanes.

En 1999, viajó hasta Bogotá, Colombia con Eddy Leo para aprender acerca de la estrategia del G-12 en una iglesia basada en células llamada la International Charismatic Mission (Misión Carismática Internacional). Obaja no podía hablar inglés o español, y puesto que la conferencia no fue traducida a su lengua materna, no entendió casi nada de lo que se dijo en la conferencia de Bogotá de una semana. Sin embargo, sí comprendió una frase: “Cualquiera puede ser un líder celular fructífero”. Él vio claramente cómo Dios quería que formara a toda su congregación para ser ministros en lugar de oyentes.

Su sueño se hizo realidad. A menudo da testimonio de personas analfabetas que conducen a otras a Cristo a través del ministerio celular, del discipulado, y de la preparación para que éstas dirijan sus propios grupos celulares. Obaja ha visto innumerables pobres conductores de rickshaw (carretillas), desesperados y sin educación, convertirse en fervientes evangelistas de Cristo, que dirigen nuevos grupos celulares. En la iglesia, es costumbre pedirle a los líderes de células más pobres y vulnerables, que den testimonio de lo que Dios ha hecho en sus células a través de la conversión y la multiplicación. De esta manera, GBI anima a todos a que suban a la plataforma, se involucren en un grupo celular, y eventualmente dirijan su propia célula. Y GBI tiene un gran proceso de capacitación para ayudar a los líderes celulares potenciales a tener éxito. Su entrenamiento de discipulado incluye un retiro espiritual, un seminario, y tres cursos bíblicos que cada persona debe tomar para prepararse para liderar su propio grupo celular. Y lo que es sorprendente es la ubicación de esta iglesia, una zona dominada por musulmanes en Java, Indonesia.

GBI ha impulsado a muchas iglesias a mirar más allá de lo que parecía ser el “líder nato” y ver el poder de Dios en los débiles y humildes. GBI ha demostrado cómo Dios hace lo extraordinario a través de la gente débil y ordinaria.

Fraternidad de la Gracia y CCMN, Hong Kong

Ben Wong fundó la Iglesia de la Gracia en 1987. Wong siempre tuvo un corazón para el discipulado, pero en 1989, leyó Successful Home Cell Groups (Exitosos Grupos Celulares en las Casas) de Cho y se dio cuenta que la forma del Nuevo Testamento para hacer discípulos se llevó a cabo en grupos celulares. Ese mismo año, treinta personas de la iglesia visitaron a Ralph Neighbour en Singapur, y todos leyeron el libro de Neighbour, The Shepherd’s Guidebook (La Guía del Pastor). Neighbour ayudó a modificar la visión de Wong y la iglesia comenzó a crecer a través del ministerio celular, alcanzando a unas 2000 personas para el año 2006.

Wong no estaba satisfecho sólo con hacer crecer su propia iglesia más y más. Él tuvo la visión de compartir la visión celular con otros pastores de la ciudad, y comenzaron a celebrar conferencias juntos compartiendo a los conferencistas y la información. Wong, junto con un misionero de Nueva Zelanda, Neville Chamberlain, se sintió obligado a conectar grupos celulares con misiones en todo el mundo, al igual que los moravos habían hecho 275 años antes. The Cell Church Missions Network (La Red de Misiones de Iglesias Celulares) nació como una forma de compartir recursos con otras iglesias celulares afines y promover misiones en todo el mundo.

The Cell Church Missions Network (La Red de Misiones de Iglesias Celulares) se ocupa principalmente de la movilización de los miembros de iglesias celulares para terminar la Gran Comisión. Ellos creen que los que han llevado y multiplicado grupos celulares son los mejores misioneros para penetrar en las culturas que no han sido alcanzadas debido a que ya han experimentado un ministerio fructífero en su propia cultura. El tema de CCMN es “Sin gloria y sin control”. CCMN ha enviado unos 175 misioneros entre 1997 y 2014 y ha dado más de 100 conferencias. Los misioneros CCMN trabajan en trece campos, entre ellos, Macao, China, Japón, Tailandia, Bangladesh, India, Camboya, Indonesia, Filipinas, Pakistán, Turquía, África del Norte y Oriente Medio (nota 23).

Vientos de Cambio en Sudamérica

Dos iglesias celulares de América Latina tomaron principios de la Yoido Full Gospel Church (Iglesia del Evangelio Completo de Yoido) y luego adaptaron estos principios a la estrategia de iglesia celular que era más efectiva en su propio contexto. Establecieron un camino a seguir para muchos.

Iglesia Elim, El Salvador

Iglesia Elim se encuentra en la ciudad de San Salvador. De los casi siete millones de salvadoreños en el país, el ochenta y tres por ciento son católicos; sin embargo, se estima que un millón son evangélicos protestantes, y este número está creciendo con la ayuda de una sencilla, pero eficiente iglesia llamada Iglesia Elim (nota 24).

Elim no es una historia de éxito de cuento de hadas. Ha experimentado golpes duros y problemas. La iglesia sobrevivió a una guerra civil que mató a 75.000, y a un terremoto que devastó el país, matando a 100 miembros de Elim. Tal vez la mayor tragedia fue la remoción del pastor fundador debido a una falla moral. Sin embargo, a pesar de estas dificultades, Iglesia Elim ha multiplicado grupos celulares en todo El Salvador y en todo el mundo.

El crecimiento de Elim se le puede atribuir a su pasión por Jesús, su persistencia en los fundamentos de la iglesia de grupo celular, y su penetración evangelística que multiplica células por toda la ciudad. El objetivo principal de Elim es penetrar en la ciudad a través de la multiplicación de los grupos celulares. En 2013, unas 118.000 personas asistían a los 11,000 grupos celulares de la iglesia. Esos mismos grupos celulares alquilaban autobuses urbanos para viajar juntos a los cultos semanales para escuchar la Palabra de Dios.

Elim define a la célula como un grupo de entre tres y quince adultos que se reúnen semanalmente fuera del edificio de la iglesia con el propósito de la evangelización, la comunidad y el crecimiento espiritual con el objetivo de multiplicarse. La mayoría de las células de Elim están orientadas a la familia (una mezcla de hombres, mujeres, solteros, entre otros.), pero también tienen células de mujeres, de jóvenes, y de niños. Las células se organizan geográficamente, de modo que cada grupo se multiplique dentro de su propia zona geográfica.

Las células de Elim comenzaron en 1986, pero fue un largo proceso de fracaso, reagrupamiento, y perfeccionamiento de su sistema celular. Siguieron adelante para mejorar su ministerio celular hasta que funcionó. Dios ha usado a Elim para construir una iglesia sin muros que penetra en todos los rincones de la comunidad y levanta a trabajadores para la cosecha y así continuar el proceso (nota 25).

Viaje a Korea

Sergio Solórzano, nacido en Guatemala, llegó a El Salvador para iniciar una Iglesia Misión Cristiana Elim, una denominación evangélica de base que se inició en Guatemala (nota 26). Solórzano inició la iglesia en 1977 en una casa alquilada con nueve personas. La iglesia creció rápidamente y en 1981 había tres mil personas que asistían a la iglesia central. En 1985, la iglesia había plantado algunas setenta iglesias filiales en todo el país, pero la asistencia a la iglesia central se había estancado.

Debido a este estancamiento, en 1985, el Pastor Solórzano visitó la iglesia de David Yonggi Cho en Corea. Regresó convencido que el ministerio del grupo celular revolucionaría Elim. Convocó a los pastores de las veinticinco iglesias filiales alrededor de San Salvador y les pidió que cerraran sus iglesias y se le unieran para formar una enorme iglesia celular en San Salvador. En 1991, seis años más tarde, la asistencia a los grupos celulares había crecido a cincuenta y siete mil con una gran proporción asistiendo a los cultos de celebración el domingo (nota 27). En 1996, se le pidió a Sergio Solórzano la renuncia de la iglesia central debido a su fracaso moral, y el equipo de liderazgo le pidió a Mario Vega dirigir Elim San Salvador.

Mario Vega ya estaba en Elim en 1977, cuando la iglesia comenzó. Él dejó la iglesia central en San Salvador el 14 de abril de 1980, para ayudar a una pequeña Iglesia Elim que batallaba en Santa Ana, un Departamento de El Salvador. Bajo su liderazgo, Elim Santa Ana creció a un aproximado de 10.000 personas (asistencia celular promedio).

Desde que Mario asumió el liderazgo de Elim San Salvador en 1997, la iglesia continuó creciendo a 118.000 personas en 11.000 grupos celulares. El pastor Mario está muy entusiasmado con lo que Dios está haciendo a través de Elim y audazmente promueve lo que ha funcionado para ellos. Sin embargo, está consciente que la copia textual de un modelo rara vez funciona. La Iglesia Elim, de hecho, nunca copió exactamente el modelo celular original de Cho. Más bien, han adaptado el modelo de la iglesia del grupo celular de Corea a las circunstancias únicas de El Salvador.

Características Únicas de Elim

En toda América Latina Iglesia Elim es conocida por la multiplicación de grupos celulares fuertes. Algunas de las razones por la fortaleza en sus grupos celulares son:

Ministerio de equipo. Cada célula tiene un equipo que consiste en el líder, el asistente, el anfitrión, el tesorero, el secretario y los miembros en general. El objetivo principal del líder de la célula es formar este equipo medular (núcleo). La Iglesia Elim está convencida que el éxito del grupo celular depende del núcleo.

Cada equipo celular se reúne semanalmente para planificar, orar, soñar, y actuar. Después de un tiempo de edificación, los miembros del equipo planifican la reunión celular normal de la noche del sábado. Deciden quién visitará a los miembros descarriados, alcanzará a nuevas personas, y orará por los necesitados.

Tener dos reuniones separadas (una para la planificación y la otra normal para la célula) es la principal distinción entre el sistema celular de Elim y el de otras iglesias celulares.

Seguimiento estadístico. La Iglesia Elim es extremadamente organizada, al ver el maravilloso orden de Dios en las Escrituras. Ellos creen que Dios quiere que midan con exactitud lo que está pasando en medio de ellos. Todos los 90 pastores que forman parte de este staff en Elim, por ejemplo, pueden decirte el martes por la mañana cuáles son los datos estadísticos de la semana anterior: asistencia, conversiones, bautismos, las personas que fueron visitadas, y los capacitados. Y todos estos números son exactos.

Las estadísticas exactas son importantes en Elim porque miden el progreso hacia el objetivo de penetrar en su ciudad para Jesús. Le ayuda a cada líder a saber dónde están parados, y lo que necesitan mejorar para alcanzar de manera más eficaz a toda la ciudad para Jesús (nota 28). El seguimiento estadístico de todas las reuniones les da a los pastores y supervisores un informe de avance de cada célula, y motiva a los líderes a seguir alcanzando a otros. Además, el sistema de Jetro de fácil funcionamiento ofrece ayuda y capacitación para los líderes de células.

Evangelismo de Amistad. La forma más eficaz de alcance celular en Elim es el evangelismo de la amistad. Los líderes instruyen a sus grupos para hacer amigos, ganar su confianza, y luego invitarlos a la reunión. La meta es que aquellos amigos reciban a Cristo y se conviertan en un discípulo a través del ministerio celular.

Josefina López es un buen ejemplo de este evangelismo de amistad. Ella fue testigo de Jehová por siete años antes de convertirse al cristianismo a través del amor y la amistad de los miembros de la célula que casualmente se reunía al lado de su casa (hay aproximadamente 80.000 Testigos de Jehová en El Salvador). Sus vecinos se hicieron sus amigos y amorosamente la invitaron a su grupo, pero Josefina se negaba, manteniéndose fiel al llamado de su culto. La célula se multiplicó y se formó otra abajo de su calle. Luego esta se multiplicó nuevamente— esta vez reuniéndose detrás de su casa. Los vecinos de las tres células trataron de amar y servir a Josefina, invitándola a sus grupos, pero ella consiguió resistirse. Ella, sin embargo, se dio cuenta de la alegría, los cantos vibrantes, y especialmente de sus vidas cambiadas. Finalmente, Josefina decidió asistir a la célula detrás de su casa, con la excusa de querer probar el postre. Dios usó al líder para presentar con claridad el mensaje del evangelio, y el Espíritu Santo hizo el resto. Dios transformó a Josefina y su lucha con la ira se desvaneció. Cristo le ayudó a hablar suavemente a sus hijos y a respetar al padre de estos. Pronto fue bautizada. A sólo quince días después de su conversión, Josefina abrió su casa para acoger una nueva célula, que se ha multiplicado cuatro veces.

Elim ha penetrando en toda la ciudad de San Salvador con el evangelio, principalmente a través del evangelismo de la amistad y la multiplicación de células madre-hija (nota 28).

Misión Carismática Internacional, Bogota, Colombia

Hoy en día, la mayoría de las personas asocian a Colombia con la guerra entre la guerrilla, con adictos a las drogas, y la oscuridad espiritual. Ellos no saben que en medio de la oscuridad, Dios está edificando su iglesia. Un misionero de Colombia dijo: “Sin los problemas de seguridad, no habría la urgencia de hacer la tarea”.(nota 29) La Misión Carismática Internacional no es la única iglesia creciendo en Colombia, pero es una iglesia celular líder que en 1996 había crecido a aproximadamente 10.000 células. César Castellanos, comentó: “Hemos crecido tanto que ya ni siquiera contamos a las personas—sólo a los grupos celulares” (nota 30).

A finales de 1982, César Castellanos, un joven pastor, desilusionado en Colombia, renunció a su ministerio pastoral. Al reflexionar sobre esa experiencia en una entrevista en enero de 1998, Castellanos dijo:

Yo había llegado a un momento crucial en mi vida donde a pesar de que estaba pastoreando no me sentía satisfecho con lo que estaba haciendo. Por eso decidí que era mejor renunciar a ser pastor, y estar quieto, esperando que Dios me hablara. Cuatro meses después de haber renunciado a esa iglesia Dios me dio un mensaje que transformó mi vida.

Después de este período de cuatro meses de buscar a Dios, Castellanos recibió una visión que cambió el rumbo de su vida. Haciendo un recuento de esa experiencia Castellanos dijo que Dios le había dicho lo siguiente:

Sueña con una iglesia muy grande, porque los sueños son el lenguaje de mi Espíritu. Porque las personas en la iglesia que pastorearás serán tan numerosas como las estrellas del cielo y como la arena del mar, la multitud no se podrá contar (nota 31).

En respuesta a esa visión en febrero de 1983, la Misión Carismática Internacional (MCI) nació en Bogotá, Colombia. A pesar que Castellanos nunca antes había pastoreado una iglesia de más de 120 personas, él sabía por la visión que Dios le había dado, que ahora él iba a dirigir una iglesia con una innumerable multitud de personas.

Viaje a Korea

El viaje del Pastor César a Corea en 1986 le proporcionó principios fundamentales para el establecimiento de un sistema de la iglesia celular. Él y su esposa Claudia regresaron transformados por el potencial de multiplicar grupos celulares. Castellanos siempre creyó en el papel de los grupos pequeños, pero en 1986, captó la necesidad de tener un sistema de iglesia celular que apoyara el crecimiento de los grupos pequeños.

Al tener sólo un modelo a seguir, la MCI copió el sistema de Cho en su totalidad. El pastor César organizó a sus grupos pequeños geográficamente por todo Bogotá. Al reflexionar de nuevo, reconoce que el primer sistema necesitaba ajustes. Al copiar todo el modelo, falló en adaptarlo a su propio contexto cultural. La MCI cojeó desde 1986 hasta 1991, sintiendo que hacía falta algo. La iglesia creció a cerca de setenta células, pero sintieron que Dios quería más para ellos.

Todos Preparados para Ministrar

Castellanos se frustró con la metodología celular de Cho porque le tomó demasiado tiempo producir líderes de células —dos años completos. Castellanos se percató que algunas de las personas que iniciaron el proceso de equipamiento realmente completaron el entrenamiento y los que así lo hicieron habían perdido sus amigos no cristianos debido al largo tiempo que había tomado completar el curso. Castellanos sintió que Dios le había permitido un gran avance. Él le dijo a Dios: “Señor, necesito algo que me ayude a acelerar el propósito”. Él sintió que Dios que le decía: “Voy a darte la habilidad de formar rápidamente a las personas” (nota 32).

Castellanos atribuye al ejemplo de Jesús de discipular a doce personas como la inspiración bíblica para este método. Algunas de las ideas que Castellanos implementó fueron:

  • Un proceso de “consolidación” para discipular a los nuevos creyentes a los que casi de inmediato los envió a un fin de semana de retiro “Encuentro” para ayudarles a ser liberados de la esclavitud espiritual y ser llenos del Espíritu Santo. Este sistema de discipulado equipa a cada miembro de la célula para iniciar su propio grupo celular durante su primer año de haber venido a Cristo permaneciendo siempre en su célula madre.
  • Un énfasis en la multiplicación de grupos celulares homogéneos dirigidos a poblaciones específicas, como hombres, mujeres, jóvenes, profesionales y niños.
  • Un sistema de supervisión que tiene líderes de células en “grupos de doce” donde se reúnen y son discipulados semanalmente. Los líderes de los grupos de doce también son miembros de otro grupo de doce conducido por otra persona.

La metodología del G-12 ahora se está implementando con muchas variaciones en iglesias celulares en varias partes del mundo. La difusión del método G-12 ha sido promovido por las grandes conferencias anuales que la Iglesia MCI tiene, y por las conferencias internacionales que Castellanos ha dirigido en los Estados Unidos y Europa (nota 33).

Principios Clave del G-12

Aunque hay muchos principios en los que la MCI enfatiza, parece que son tres los que se destacan por encima de los demás. Ellos son:

Principio # 1: Todo el que entra en la iglesia es un líder de célula potencial

El objetivo declarado de la MCI es transformar cada nuevo convertido en un dinámico líder de célula (nota 34). El Pastor Castellanos aconseja a sus líderes de células imaginarse a cada miembro de la célula como a un futuro líder de célula. No importa que tan aislado o desquebrajado esté a causa del pecado, Castellanos cree que Dios es todopoderoso y capaz de hacer algo hermoso de cada persona.

Algunos pastores y líderes creen que sólo aquellos que tienen el don de evangelismo o el don de liderazgo son capaces de dirigir un grupo celular. La meta es descubrir “el talento” dentro de la congregación y luego entrenarlos para dirigir grupos celulares. Un pastor, lleno de audacia por lo que Dios estaba haciendo en MCI dijo: “Ya no hablamos de 'miembros de la célula', sino de aprendices a convertirse en líderes de células” (nota 35).

Principio Central # 2: Se espera que todos los creyentes entren en el proceso de equipamiento para líder de célula.

El MCI pide a todos entrar en el proceso de equipamiento para eventualmente convertirse en un líder de célula (la pista de entrenamiento incluye un retiro de tres días y formación en el aula). Tan pronto como un nuevo convertido comienza a asistir a MCI, él o ella es colocado en el camino de formación que termina en el liderazgo celular. El involucramiento en MCI significa entrar en la pista de equipamiento.

Principio Central # 3: Cada líder es un supervisor potencial

El modelo G-12 pide a cada líder de la célula madre supervisar a los nuevos líderes que vienen de la célula madre. Los supervisores no son nombrados en el modelo G-12. Nadie está esperando un “llamado” que venga de arriba para convertirse en un supervisor (nota 36).

El sistema G-12 llega hasta la motivación personal de cada líder individual. Todos los líderes energéticos, emprendedores, pueden subir tan alto como su impulso los lleve. Pueden supervisar (discipular) a tantos nuevos líderes como su tiempo y su talento lo permitan.

G-12 Excesos e Inquietudes

Mientras que la MCI añadía innovación al movimiento de la iglesia celular en todo el mundo, esta comenzó a promover la superioridad de su propio modelo, pidiéndole a las iglesias adoptar el modelo MCI en su totalidad, en lugar de adaptar la estrategia celular a cada contexto—así como ellos mismos adaptaron el modelo de Cho a su propio contexto. He incluido algunos de esos excesos e inquietudes en mi sitio web (nota 37).

Movimiento Basado en Células en Brasil

Brasil es un país único. Puede alardear de tener la mayor selva tropical del mundo, enormes regiones desérticas, y un sin fín de playas. También hay una amplia variedad de tradiciones y patrones culturales. Brasil es también una tierra donde el Espíritu de Dios se está moviendo de una manera única. Y parte de la obra del reino especial de Dios en Brasil es el rápido crecimiento de las iglesias celulares. Neville Chamberlain escribe, “denominaciones enteras, como los bautistas y las Asambleas de Dios, están decidiendo hacer la transición de sus iglesias— cientos de ellos— a células…”(nota 38)

Igreja da Paz (Iglesia de la Paz)

Lucas Huber, un niño misionero norteamericano nacido y criado en Brasil, comenzó la Iglesia de la Paz en 1976 cuando vino a Santarem, una ciudad en el norte de Brasil. Lucas murió en un accidente de avión en 1994, mientras ministraba a los pueblos tribales en el norte de Brasil. Su hermano menor, Abe Huber, se hizo cargo de la Iglesia de la Paz e hizo la transición de las iglesias de la Paz para convertirse en iglesias celulares y comenzó a difundir la visión de plantación de iglesias celulares (nota 39).

El objetivo es que cada persona en la iglesia plante un grupo celular evangelístico (Igreja da Paz define sus grupos celulares de la misma manera que Elim define un grupo celular), lo multiplique, e incluso que plante una Iglesia de la Paz. Este “esfuerzo” ha dado lugar a la plantación de cientos de iglesias en todo Brasil

Una de las innovaciones de la Iglesia de la Paz es su énfasis en las dos iglesias, en la grande y en la pequeña. Huber se dio cuenta que se necesitan de todo tipo para hacer el trabajo. En el 2014, la iglesia madre en Santarem tenía 60.000 personas en más de 7.000 grupos celulares y 400 iglesias de la Paz en la región. Las iglesias están unidas entre sí en una visión de iglesia celular similar. Algunas de las iglesias de la Paz son muy pequeñas y están a sólo a unos pocos minutos de la gran iglesia madre.

La mayoría de estas iglesias locales siguen la misma estrategia pero no es un requisito. Cada iglesia es autónoma, tienen su propio lugar para reunirse, y mantienen una relación fraterna con el movimiento de la Iglesia de la Paz. En el 2006, la Iglesia de la Paz inició otro movimiento de plantación de iglesias en la parte noroeste de Brasil. Esta nueva iniciativa crecido hasta aproximadamente ochenta iglesias con la iglesia madre en Fortaleza con un número de 7.500 personas y 1.000 células.

La Iglesia de la Paz hace énfasis en el discipulado uno-por-uno. Abe fue impactado personalmente en su juventud a través del método de discipulado uno-por-uno, y él no ha olvidado esas primeras lecciones. Él ha integrado el discipulado uno-por-uno en el proceso de capacitación de la iglesia. A cada persona que llega a un culto de celebración o a un grupo celular se le asigna un mentor que ayuda a uno-por-uno. Todo el proceso se llama MDA- Micro Discipleship Strategy (Estrategia de Micro Discipulado).

Huber es un apóstol dotado, capaz de dirigir esta enorme iglesia madre, pero se da cuenta de que muchos líderes no tienen esos mismos dones. Lo harán mejor al pastorear iglesias más pequeñas, y la Iglesia de la Paz hace un excelente trabajo en la preparación de un ejército de plantadores de iglesias a través del ministerio celular.

Robert Lay y el Crecimiento Lento y Estable

Muchos han leído la vieja historia Inglesa de la liebre (conejo) y la tortuga (tortuga), que es una de las fábulas de Esopo. En la historia, el conejo ridiculizó a la tortuga por tener pies cortos y un ritmo más lento. La tortuga respondió: “Aunque seas veloz como el viento, yo te ganaré en una carrera”. El conejo aceptó una carrera, creyendo que la tortuga nunca podría ganar. Los dos comenzaron la carrera juntos, y la tortuga nunca se detuvo, siguiendo un ritmo lento pero constante hasta el final del curso. El conejo, acostado en el camino, se quedó dormido. Al fin después de despertar, y moviéndose tan rápido como pudo, se dio cuenta que la tortuga ya había terminado y ganado la carrera.

Esta historia se ha cumplido en la iglesia celular de Brasil. Algunos modelos celulares, como el conejo, entraron en Brasil y ofrecieron un rápido crecimiento y la promesa de números rápidos. Muchas iglesias siguieron estos modelos en busca del crecimiento indoloro, milagroso y rápido. Por ejemplo, el modelo G-12 ingresó a Brasil como una tormenta a principios del 2000. Muchos saltaron a bordo del movimiento G-12, sólo para luego quedar desanimados y desilusionados. Buscando un rápido crecimiento, estos pastores abandonaron el lento crecimiento sostenido basado en los principios celulares, como los principios adoptados por Robert Lay y el Ministerio Igreja em Células (Ministerio de Iglesias basadas en células).

Ningún ministerio ha tenido un mayor impacto en recursos para la iglesia brasileña como el ministerio de Robert Lay. El Pastor Robert Lay entró en contacto con la visión de la iglesia celular en la década de 1980, mientras obtenía un título de maestría en los Estados Unidos. Dios encendió una pasión en su vida por hacer discípulos a través del ministerio de casa en casa del Nuevo Testamento. Regresó a Brasil y exitosamente introdujo estos conceptos de células en su iglesia, la Iglesia Hermanos Menonitas de Curitiba (Estado de Paraná, Brasil).

Después de establecer el ministerio celular en su propia iglesia, Dios llamó a Robert a difundir esta visión para bendecir a otras iglesias en Brasil. Él se convirtió en el representante oficial de TOUCH (TOQUE)(nota 40) en Brasil. Su organización comenzó a enseñar cuatro diferentes módulos sobre iglesias celulares en el idioma portugués. Estos módulos (adaptados del libro de Neighbour ElAño de la Transición) enseñaron a las iglesias cómo hacer la transición a la iglesia celular. El ministerio de Lay también tradujo y publicó literatura de la iglesia celular en portugués.

Desde su creación en 1997, el propósito del Ministerio Igreja em Células fue siempre enseñar valores, principios, y trabajar con una red de pastores y líderes para ayudarles en su viaje hacia la iglesia celular. Algunos criticaron el ministerio de Robert Lay por ser demasiado “como-tortuga” Ellos sentían que él y su ministerio enfatizaba demasiado en la teología de la iglesia celular, en los valores, empezando con un prototipo, y haciendo el cambio de transición de una manera lenta y constante.

Así que ¿Cuáles son los resultados? Desde la formación inicial en 1998, el Ministerio Igreja em Células ha capacitado a más de dieciséis mil pastores y líderes en los principios y valores de la iglesia celular. Después de muchos años de enseñar consistentemente los valores y principios, ahora hay grandes iglesias celulares sanas de muchas, muchas denominaciones en Brasil. Además de la enseñanza de los módulos, el ministerio de Lay ha añadido dos conferencias nacionales, cinco conferencias regionales anuales, y traducido más de setenta libros sobre la iglesia celular al portugués.

Muchas de las más grandes y sanas, iglesias celulares en Brasil han pasado por el proceso de transición y ahora tienen cientos de grupos celulares. El ministerio de recursos del Ministerio Igreja em Células ha ayudado a las iglesias a evitar las trampas durante la transición.

La buena noticia es que muchas iglesias que se tomaron el tiempo para estudiar los principios de la iglesia celular y sobre la red, con otros pastores ahora están brillando como modelos para que otros lo sigan. Por otra parte, muchas de las iglesias de “crecimiento rápido” se están dando cuenta que el brillo se desvanece rápidamente en la realidad del ministerio de la iglesia celular en el día a día. Algunas ahora están volviendo a unirse a la red de Robert Lay. El Ministerio como-de-tortuga requiere persistencia a largo plazo, pasión y perseverancia. Es fácil renunciar a lo largo del camino, o subirse al carro de la más grande historia de éxito en un intento por lograr un rápido crecimiento.

Todavía hay muchos obstáculos y dificultades, ya que los brasileños tienden a querer que las cosas sucedan de forma instantánea. Muchas iglesias toman atajos y no se toman el tiempo para construir una base sólida de valores. Sin embargo, muchos más, después de haber perseverado, están brillando como ejemplo de la obra de Dios en las iglesias basadas en células.

Énfasis Mundial en Iglesias Celulares Pequeñas y Reproducibles

En el movimiento de la iglesia celular en todo el mundo, hay un renovado interés en fundar iglesias celulares más pequeñas y más reproducibles. El hecho es que la gran mayoría de los pastores de todo el mundo no están llamados a administrar una gran congregación. Dios simplemente no les ha dado el don para hacerlo. Administrar una gran iglesia de este tipo, implica gestionar detalles que la mayoría de la gente simplemente no está preparada para manejar.

El apóstol Pablo fue el misionero fundador de iglesias, más eficaz del primer siglo. Fundó iglesias sencillas, reproducibles y luego se fue a difundir el evangelio. Podía decir “habiendo comenzado en Jerusalén, he completado la proclamación del evangelio de Cristo por todas partes, hasta la región de Iliria”. (Romanos 15:19). Antes del 47 d.C no había iglesias en estas provincias. En el año 57 d.C Pablo proclamó que su trabajo había sido cumplido.

Ben Wong, fundador de la Grace Church (Iglesia de la Gracia), ha dedicado su vida a fundar iglesias celulares reproducibles en todo el mundo. Ben no estaba contento con simplemente hacer crecer su propia iglesia. Se dio cuenta que el ministerio de la Gran Comisión sólo puede lograrse a través de la plantación de iglesias celulares sencillas y reproducible. Ben escribe,

Las iglesias pequeñas comprenden la gran mayoría de las iglesias en el mundo. La mayoría de los pastores se volvieron pastores porque aman a Dios y desean amar a su pueblo. La realidad es que en una pequeña iglesia, esto puede suceder con mayor eficacia. De hecho, para hacer crecer su iglesia a más de 80 personas, el pastor tendrá que ser más administrativo, y es posible que necesite una habilidad que no tiene. Las iglesias grandes necesitan empresarios, y muy pocos pastores son así (nota 39).

Jimmy Seibert, el pastor fundador de la Antioch Community Church, por sus siglas ACC en inglés, (Iglesia de la Comunidad de Antioquía) en Waco, Texas, se transformó radicalmente a la edad de diecisiete años. Empezó pequeños grupos en el campus de la Universidad de Baylor, los cuales eventualmente alcanzaron a seiscientos alumnos en cuatro campus. Él y algunos de los estudiantes escribieron un libro llamado Reaching College Students through Cells (Alcanzando Estudiantes Universitarios a través de las Células). En 1999 Jimmy comenzó la ACC.

La ACC nunca se ha contentado con hacer crecer a una iglesia más y más. Sin embargo, a medida que la iglesia central se ha ido entregando, no ha dejado de crecer en los últimos años. Al igual que la iglesia del Nuevo Testamento, Dios los ha llamado a convertirse en un movimiento de plantación de iglesias. A partir de 2010, la ACC ha enviado a cuarenta equipos de plantación de iglesias por todo el mundo (a veinticuatro naciones). También cuentan con un personal de apoyo misionero de 450 miembros de su propia iglesia.

Seibert cree que las iglesias tienen que ofrecer a su gente una visión práctica- misionera para alcanzar el mundo. Como pastor de universidad, se dio cuenta de las organizaciones para-eclesiásticas estaban a menudo más centradas en las misiones que en la iglesia. “El plan de Dios es que la iglesia ofrezca una visión mundial. Los jóvenes ansían entregarse a una visión que cambie al mundo”, dijo Jimmy.

La ACC “sopla” el principio de la multiplicación a sus grupos, líderes, iglesias y misioneros. Cada año la ACC ofrece ya sea una conferencia de misiones, o una conferencia de plantación de iglesias en forma rotativa. La Iglesia de la Comunidad de Antioquía cree y enseña la necesidad del quebrantamiento y la llenura del Espíritu Santo, que da lugar a la obediencia radical.

Bob Roberts, Jr., pastor general de la Northwood Church (Iglesia de Northwood) en Texas, ha fundado más de cien iglesias. En su libro, The Multiplying Church (La Iglesia en Multiplicación), escribe:

En más de una ocasión, me he encontrado en un grupo de pastores de mega-iglesias que hacen una declaración como esta: “Necesitamos socios para iniciar algunas iglesias importantes; no necesitamos desperdiciar nuestro tiempo en estas pequeñas iglesias de cien o doscientos”. ¡Ellos no lo entienden! Yo trato de educarlos, pero, la mayoría de las veces, ha sido en vano. Cuando hacen una declaración como esa, fallan en dos aspectos. En primer lugar, en que no conocen su historia. Cuando la fe se ha disparado, nunca ha sido debido a la multiplicación de las mega-iglesias, sino de las iglesias más pequeñas de 50 a 200. . . En segundo lugar, en que no entienden la naturaleza de los movimientos. Los movimientos son personales y virales. Cuando han surgido movimientos, no ha sido debido a las grandes iglesias, sino a las pequeñas (nota 40).

Jesús, viendo a las necesidades increíbles a su alrededor y sobre todo los que estaban indefensos y hostigados y con necesidad de un pastor, dijo a sus discípulos: “La cosecha es abundante, pero son pocos los obreros —les dijo a sus discípulos—. Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que envíe obreros a su campo”. (Mateo 9:37-38).

En mis viajes por el mundo, apasionadamente suplico junto con las iglesias celulares más grandes, escuchar el llamado de Dios para las misiones. Me encantaría ver a los líderes que han multiplicado células y ahora las supervisan, considerar convertirse en fundadores de iglesias misioneras en todo el mundo. Los pastores son la clave para la liberación de esas personas. Algunos de estos pastores de multiplicación fundarán iglesias cerca, en la misma ciudad, estado o país. Otros serán misioneros transculturales que fundarán iglesias celulares en costas lejanas. Los mejores plantadores de iglesias son los que han multiplicado grupos celulares y han supervisado a nuevos líderes. Poseen la experiencia vital y necesaria para fundar una iglesia.

  1. David Yonggi Cho, con Harold Hostetler, Successful Home Cell Groups(Exitosos Grupos Celulares en las Casas) (South Plainfield, NJ: Bridge Publishing /Publicaciones Bridge/, 1981), p. 11.
  2. Karen Hurston, Growing the World’s Largest Church (Haciendo Crecer la Iglesia Más Grande del Mundo) (Springfield, MO: Gospel Publishing House /Editorial Gospel/, 1994), p. 83.
  3. Cho, p. 11.
  4. La situación de Cho se parece mucho a la historia de Gedeón (Jueces 6). Dios quería glorificarse a sí mismo a través de Gedeón, por lo que pidió a Gedeón que redujera el número de sus hombres. Si Gedeón hubiese mantenido un gran ejército, podría haber alardeado de su gran fuerza, grandeza, y poder militar. Dios quería asegurarse de que Gedeón sólo enalteciera la grandeza de Dios, por lo que Él redujo su fuerza hasta el mínimo. Dios redujo a Cho a nada, para que de Dios fuera toda la gloria.
  5. También es cierto que la transición celular de Cho se inició y motivó por las lideresas de células. Esto fue grandioso al principio y fue un fenómeno muy importante. Sin embargo, Cho no hizo mucho para que fuese una iglesia celular orientada a los hombres, y parece que la presencia masculina cayó muy por detrás de la asistencia femenina. Cuando visité su iglesia en 1997, había diecinueve mil grupos celulares liderados por mujeres y alrededor de seis mil liderados por hombres. Cuando estaba en Yoido, me di cuenta que los hombres gozaban de los servicios y oficios matutinos dominicales donde podían sentarse y socializar con otros hombres.
  6. Los que lo logran en el ministerio celular tienen una profunda convicción de la rectitud de la estrategia. Han oído la voz de Dios, creen que el ministerio celular se basa firmemente en las Escrituras, y están dispuestos a superar todas las luchas y dificultades que se presentan. Los que no lo logran con el ministerio celular a menudo simplemente están “tanteando el terreno” para ver si su iglesia crece más rápido.
  7. Hurston, p. 191.
  8. Para más información sobre este tema, véase la disertación de Joel Comiskey Ph.D. http://www.joelcomiskeygroup.com/articles/dissertation/index.html. La excepción fue la Love Alive Church (Iglesia Amor Viviente) en Tegucigalpa, Honduras. Esta iglesia comenzó a usar grupos pequeños en 1974 y más tarde se enteró de la iglesia de Cho.
  9. Me refiero a César Castellanos, pastor fundador de La Misión Carismática Internacional, en Bogotá, Colombia, y a Sergio Solórzano, pastor fundador de La Misión Cristiana Elim, en San Salvador, El Salvador.
  10. Ralph Neighbour, Carl George, y Dale Galloway en repetidas ocasiones reconocen a Cho como la base para su modelo en particular del ministerio celular. En el libro de George Prepare Your Church for the Future (Prepare su Iglesia para el Futuro), Cho o la iglesia de Cho aparece en trece páginas. En el libro de George The Coming Church Revolution (La Revolución Venidera de la Iglesia), Cho es mencionado en nueve páginas. Un patrón similar aparece en el libro de Neighbour Where Do We Go from Here (Y desde Aquí, ¿Hacia Dónde Vamos?), y el libro de Galloway, 20/20 Vision (Visión 20/20).
  11. Hadaway, Wright y DuBose, p. 17.
  12. Oí hablar a Cho en 1984 en una conferencia de crecimiento de la iglesia en el Seminario Fuller, y de allí en adelante, he desarrollado una pasión por el ministerio celular. Estaba asombrado al oír a Cho relatar historia tras historia sobre el increíble crecimiento de la iglesia en Corea y cómo Yoido Full Gospel Church (Iglesia de Yoido del Evangelio Completo) podía pastorear a los quinientos mil miembros a través de los dieciocho mil grupos celulares. Compré todas las cintas de Cho, las escuché una y otra vez, y traté de poner en práctica el ministerio celular en mi propia iglesia.
  13. Mientras que Neighbour abrió la puerta para el ministerio celular en los EE.UU., también fue muy influyente en todo el mundo. Neighbour no sólo popularizó el ministerio celular, sino también lo explicó. Este no fue el caso con David Cho. En América Latina, los pastores celulares con quienes hablé fueron inspirados por Cho, pero carecían de instrucción concreta de Cho sobre cómo manejar un ministerio celular.
  14. Ralph Neighbour, Where Do We Go from Here (Y desde Aquí, ¿Hacia Dónde Vamos?) (Houston, TX: Touch Publications /Publicaciones Touch/, 1990), pp. 68-69.
  15. Neighbour Jr., p. 78.
  16. Neighbour, Jr., p. 87.
  17. La Faith Community Baptist Church (Iglesia Bautista de la Comunidad de Fe) también heredó algunas debilidades y finalmente abandonó la estrategia más basada en el principio celular en favor de un modelo particular.
  18. A menudo es una buena idea ver el ministerio celular en una iglesia celular modelo y luego leer acerca de cómo hacerlo. La teoría mezclada con la práctica es la mejor manera de demostrar la eficacia del ministerio celular para hacer discípulos que hagan discípulos.
  19. Ubicación: Costa de Marfil, África Occidental; Tamaño: 200 000; Pastor Principal: Dion Robert; Antecedentes: Se inició en 1975, EPBOM no denominacional tiene cincuenta y seis ubicaciones en Abidjan y muchos más en todo el país, además de 18,0000 grupos celulares; sitio web: dion.kingdomconnector.com
  20. Jim Lassiter, correo electrónico personal a Jim Egli titulado “Re: Preguntas” Este fue un mensaje de correo electrónico privado a Jim Egli de Jim Lassiter, el 16 de junio de 1999.
  21. Dion Yaye Robert, Cell Group Ministry: One of the Secrets of Church Growth (Ministerio de Grupos Celulares: Uno de los Secretos del Crecimiento de la Iglesia) (Tulsa, Oklahoma: Obras y Misiones Cristianas Internacional, 1997), p. 33.
  22. Leslie Brickman, Preparing the 21st Century Church (Preparando a la Iglesia del Siglo XXI) (Fairfax, VA: Xulon Press /Editorial Xulon/, 2002), pp. 231-247.
  23. The Family of God Church (La Iglesia de la Familia de Dios) (GBI); Ubicación: Solo, Indonesia; Tamaño: 20.000; Pastor General: Obaja Tanto Setiawan; Antecedentes: GBI está afiliada a la Church of God (Iglesia de Dios),y se inició en el año 1989. Ahora, además de su ubicación principal, la iglesia tiene cincuenta nuevas iglesias y 1.500 grupos celulares; Sitio web: www.gbika.org
  24. “100 conferencias” se refiere a unas trece cumbres de CCMN, aproximadamente treinta misioneros y conferencias internacionales, y a otras sesenta, incluyendo conferencias de formación regionales y nacionales.
  25. Tamaño: 118 mil en la iglesia central; (11.000 células); Pastor General: Mario Vega; Antecedentes: Elim fue fundada en 1977 y es parte de un movimiento no denominacional llamado Elim Internacional. La iglesia ahora tiene 160 iglesias en todo el mundo, y su incremento anual en San Salvador atrae a unas 2.000 personas; Sitio web: elim.org.sv. La primera vez que visité la iglesia en 1996, al instante vi cómo Dios había creado una nueva cultura en Elim, muy diferente de las comunidades latinas en la región. Elim está muy organizada, viendo el orden maravilloso de Dios en las Escrituras y creyendo que Dios quiere que midan con exactitud lo que está pasando en medio de ellos.
  26. Para conocer más sobre Iglesia Elim, lea el libro de Joel Comiskey’s Passion and Persistence: How the Elim Church's Cell Groups Penetrated an Entire City for Jesus (Pasión y Persistencia: Cómo los Grupos Celulares de Iglesia Elim Penetraron en Toda la Ciudad Para Jesús (Houston, TX: Touch Publications, 2004).
  27. Iglesia Elim de El Salvador ya no reconoce la iglesia madre o central en Guatemala. Elim El Salvador afirma que la iglesia madre en Guatemala ya no cree en la Trinidad y enseña otras doctrinas erradas. Curiosamente, Elim El Salvador ahora envía misioneros a Guatemala para plantar una nueva clase de iglesias Elim. También hay que señalar que Sergio Solórzano ya no es el pastor principal en Elim debido a su fracaso moral, Mario Vega es el nuevo pastor principal.
  28. El edificio actual de la iglesia se encuentra a menos de un kilómetro del primer lugar donde se reunieron unas 1977 personas, el cual se encuentra a unas diez millas del centro de San Salvador.
  29. Elim no tenía prácticamente ninguna influencia misionera extranjera. Ni fue capacitado el Pastor Sergio Solórzano en los Estados Unidos o Europa.
  30. Si un área que sea un objetivo no se puede alcanzar fácilmente multiplicando un grupo, Elim se ha dado cuenta que a menudo es mejor buscar a alguien en esa zona para abrir su casa para plantar una célula y luego proporcionar un líder capacitado para iniciar un nuevo grupo.
  31. Steve Irvin, un amigo personal, me hizo esta declaración. Fue un misionero en Colombia por más de veinte años. Steve, de hecho, alimentó mi visión del grupo pequeño dándome un manual sobre grupos pequeños en 1991 en Quito, Ecuador.
  32. César Castellanos, Sueña y Ganarás el Mundo, 87.
  33. Joel Comiskey, Home Cell Group Explosion: How Your Small Group Can Grow and Multiply(Explosión de Grupos Celulares en los Hogares: Cómo puede Crecer tu Grupo Pequeño y Multiplicarse) (Houston, TX: Publicaciones Touch, 1998).
  34. Para mayor información, lea, Joel Comiskey Groups of Twelve: A New Way to Mobilize Leaders and Multiply Groups in Your Church(Grupo de los Doce: Una Nueva Manera de Movilizar a los Líderes y Multiplicar Grupos en tu Iglesia) (Editorial Moreno Valley, CA: CCS, 1999).
  35. Jim Egli, “What Do I Do with the G-12 Model? Insights from Those Who Have Begun the Journey,” CellChurch (Volume 7, Number 4, Fall, 1998), (“¿Qué hago con el Modelo G-12? Persepciones de Aquellos que han Iniciado la Travesía”, Iglesia Celular) p. 26.
  36. Este punto lo repiten muchas veces los que se encuentran en altos liderazgos—no sólo César Castellanos.
  37. Harold F. Weitsz, Quest for the Perfect Pastoral System(Busqueda del Sistema Pastoral Perfecto) (Little Falls Christian Centre, Little Falls, Roodepoort, Sudafrica), p. 4.
  38. En el modelo celular original fundado por David Cho, cuando se formaban cinco células, se designaba a un supervisor para rotar entre las cinco celdas. Se le pedía al supervisor nombrado que dejara de dirigir su grupo celular con el fin de que atendiera cinco grupos. Cuando surgían cinco supervisores (cada uno sobre más de cinco células), un pastor de zona era nombrado para cuidar de esos supervisores. Este proceso de nombramientos continuó hacía arriba hasta el cargo de pastor de distrito quien cuidaba a los pastores de zona. Nadie ascendía más alto a menos que él o ella recibiera una invitación para asumir el cargo.
  39. En el 2002 escribí acerca de los excesos del movimiento G-12, el sólo ha empeorado con el tiempo. Puedes encontrar estos comentarios aquí: http://www.joelcomiskeygroup.com/articles/coaching/concernsG12.htm
  40. Neville Chamberlin, Cell Church Missions Network (Red de Misiones de Iglesias Celulares), Resumen de Noticias #54. Received 6/16/2000.
  41. La no denominacional Iglesia de la Paz se inició en 1980 y en 2014 tuvo catorce mil grupos celulares y noventa mil personas en su red de iglesias. Sitio Web: igrejadapaz.com.br. Me alojé en la casa de Abe en el 2002 mientras hacía una conferencia en su iglesia. Encontré que culturalmente Abe actúa más como brasileño que como de Americano. Después de cada servicio de la tarde, por ejemplo, prefería pasar el rato con los compañeros brasileños en las primeras horas de la mañana. “Así es Abe”, sus compañeros de trabajo me lo dijeron. Se casó con una brasileña.
  42. TOUCH (TOQUE) es un recurso del ministerio celular establecido por primera vez por Ralph Neighbour en 1990s in Houston, Texas.
  43. Joel Comiskey, Sam Scaggs, Ben Wong, You Can Coach (Usted Puede Supervisar) (Moreno Valley: CA: Publicaciones CCS, 2010), pp. 70-71.
  44. Bob Roberts, Jr., The Multiplying Church: The New Math for Starting New Churches(La Iglesia en Multiplicación:La Nueva Fórmula para comenzar Nuevas Iglesias)
  45. (Grand Rapids /Los Grandes Rápidos/, MI: Zondervan, 2008), p. 65.