Not Every Pastor is a Mega Church Pastor

by Les Brickman

www.strategiccell.com

Our backyard in south Florida was home to 3 different kinds of plants – a tomato plant, sour orange tree, and palm tree. The tomato plant was a remorseless self-multiplier. The sour orange tree produced many “lemon pies”, although not for a few years. While not as prolific, the palm tree nonetheless continually expanded, providing shade and relief from the relentless sun. How different! Yet, all were planted in the same soil, drew from the same water, and basked in the same sun.

Three pastors serve the same community. All “pray and obey”. All are firmly rooted in and draw from the same source of life. The house church multiplies relentlessly, but never grows large. The smaller cell church takes time, but eventually produces fruit year after year, permeating and blessing the community. The larger cell church provides impact upon the community and regions beyond, unattainable by either the house church or smaller cell church. How different! Yet, planted in the same soil, drawing from the same life source, basking in the same blessings.

Can everyone become like David Cho or Mario Vega? No, not everyone can lead a very large cell church. To every one of us is given grace according to the measure of the gift of Christ. (Eph 4:7) The measure of grace needed to lead a house church, or average cell church, differs from that needed to lead a very large cell church. We also have gifts differing according to the grace that is given to us (Rom 12:6). We serve out of our gifting.

My tomato plant, orange tree, and palm tree served the purposes for which they were created, without striving to be what they were not, without envy of one another. Each fulfilled its own destiny.

What is the measure of grace God has given you? What is your gifting and calling? Don’t envy the Mario Vegas, the David Chos, or the Dion Roberts of the kingdom. Fulfill YOUR appointed purpose. Fulfill YOUR destiny.

Korean translation: http://cafe.naver.com/ncdcell/1176

Spanish translation:

Por Les Brickman

Nuestro patio trasero, en el sur de la Florida fue el hogar de tres tipos diferentes de plantas – una planta de tomate, un árbol de naranja agria, y una palmera. La planta de tomate fue un implacable auto-multiplicador. El árbol de naranja agria produca muchos “pasteles de limón”, pero solo por unos pocos años. Aunque no es tan prolfica, la palmera, sin embargo continúa expandiéndose, proporcionando sombra y alivio del implacable sol. ¡Qué distinto! Sin embargo, todos fueron plantados en el mismo suelo, cultivados con la misma agua, y se deleitaba en el mismo sol.

Tres pastores sirven a la misma comunidad. Todos “orar y obedecer”. Todos están firmemente arraigados y sacan de la misma fuente de la vida. La iglesia de la casa se multiplica sin cesar, pero no aumenta de tamaño. La pequeña iglesia celular lleva tiempo, pero con el tiempo produce frutos año tras año, impregnando de bendición a la comunidad. La gran iglesia celular proporciona impacto a la comunidad y a las regiones del más allá que pueden ser inalcanzables, ya sea por la iglesia de la casa o la pequeña iglesia celular. ¡Qué distinto! Sin embargo, están plantadas en el mismo suelo, alimentándose de la misma fuente la vida, disfrutando de las mismas bendiciones.

¿Pueden todos llegar a ser como David Cho, o Mario Vega? No, no todos pueden conducir a una iglesia celular de gran tamaño. Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia según la medida del don de Cristo. (Efesios 4:7) La medida de la gracia necesaria para dirigir una iglesia en la casa, o la iglesia celular, difiere de la que necesita para dirigir una iglesia celular de gran tamaño. También tenemos diferentes dones, según la gracia que se nos ha dado (Romanos 12:6). Servimos de nuestros dones.

Mi planta de tomate, mi árbol de naranja, y mi palmera sirvió a los fines para los que fueron creados, sin esforzarse por ser lo que no eran, sin envidia el uno del otro. Cada uno cumplió con su propio destino.

¿Cuál es la medida de gracia que Dios te ha dado? ¿Cuál es tu don y llamado? No envidies a Mario Vega, a David Chos, o Roberts Dion. Cumplir tu propósito designado. Cumple con su destino.

2 thoughts on “Not Every Pastor is a Mega Church Pastor

  • Le doy gracias nuestro amado Señor, por los temas que estoy recibiendo de parte del equipo de nuestro hermano Joel. ya que los acabo de pedir, y estan siendo de una bendición especial para mi vida, estamos por iniciar nuestro trabajo para Jesús, en grupos pequeños, y han sido de gran bendición, nuestro corazón está dispuesto a aprender y se que Jesús se glorificará en nosotros.
    gracias mis hermanos, sigamos siendo de bendición a esta comunidad mundial en necesidad del amor de Jesús. hagamos lo que está a nuestro alcance, lo demás se encargará el Señor, y a los que el Señor ponga.
    nuevamente gracias y !bendiciones! … estaremos orando por el trabajo de ustedes también… con cariño .
    pastor Rufino , Iglesia Restauración Familiar en Cristo”
    Cd. Obregón Sonora , México

  • hi
    i believe that GOd has no favoritism, everyone of us was given a chance by God to become a great leader. each one of us are fully equipped.
    i am not a tomato plant. I am created in the image of God.
    “I can do all things through Christ who gives me strength”

Leave a Reply

Your email address will not be published.