Marks of a Great Cell Host

joelby Joel Comiskey

Some spiritual gift authors write about the gift of hospitality. I’m not sure if such a gift exists, but I do believe that certain spiritual gifts make it easier to host a cell group. For example, those with the gift of helps, service, pastor, giving, or mercy normally make great hosts. And I believe that God has placed an abundance of the gifts of helps and service in the body of Christ. Those hosts who possess “hospitality type” gifts make excellent “permanent” hosts. Yet, I also believe that people can grow in hospitality and learn to become better hosts. Here are a few tips to grow in this capacity: :

  • Welcoming attitude: It can be daunting to show up at a new home, so effective hosts are welcoming, encouraging, and make people feel comfortable.
  • Seating: Arrange the seating so each person can see every other person in the group.
    If the host house is spacious, it’s best to move the chairs into a close circle, thus occupying only a portion of the room.
  • Surroundings: Make sure smells don’t distract: Pets, things children spill in odd places, heavy perfumes, the evening dinner, even room deodorizers, can irritate noses. Remember also that the temperature in the home increases as more people are packed into a room. Members can become agitated and uncomfortable for the lack of fresh, cool air.
  • Lighting: The lighting should be bright enough for everyone to read, but low enough to feel cozy. If it’s too dark, people will have a harder time following the worship sheets and other handouts.
  • Refreshments: A host should either provide the light refreshment or make sure it’s provided. Refreshment time isn’t something tacked on to small group ministry. It’s a vital part of it.
  • Distractions: Great hosts turn off TV sets, telephone ringers, radios and computers during a meeting. Don’t answer the phone unless it’s an emergency. Put pets in another room or outside
  • Start and stop times: The best hosts have everything ready before the first person arrives. In other words, they are not still cleaning or preparing when it’s time for the cell to start. Although the leader has a lot to do with starting and stopping on time, the host can also play an important role by discussing and planning the start and stop times.

The Bible contains over fifty “one-another” commands. Even though you might not have those gifts that make hosting easier, I would encourage you to open your home at least occasionally to host a cell group. This will give you the opportunity to serve God through serving others. God will also bless you as a result.

Comments?

Joel

Korean blog: http://cafe.naver.com/ncdcell/1301

Portuguese blog: http://www.joelcomiskeygroup.com/portuguese/2011/joelOct16.html

Spanish blog:

Consejos para ser un mejor Anfitrión

Algunos autores con dones  espirituales escriben sobre el don de la hospitalidad. No estoy seguro que este don exista, pero s creo que ciertos dones espirituales hacen más fácil el organizar un grupo celular. Por ejemplo, aquellos con el don de ayuda, servicio, pastor, dar o misericordia, normalmente hacen unos estupendos anfitriones. Y yo creo que Dios ha puesto una gran cantidad de dones a la ayuda y el servicio en el cuerpo de Cristo. Estos anfitriones que poseen “el don de hospitalidad” son excelentes “permanentemente” anfitriones. Sin embargo, también creo que la gente pueda crecer en la hospitalidad y aprender a ser mejores anfitriones. Aqu están algunos consejos para crecer en esta capacidad:

  • Actitud de bienvenida: Puede ser desalentador presentarse en un nuevo hogar, entonces buenos anfitriones son necesarios para la bienvenida, que animen y hagan sentir a la gente cómoda.
  • Asientos: Organizar los asientos de manera que cada persona pueda ver cualquier otra persona en el grupo. Si la casa acogida es amplia, lo mejor es mover las sillas en un crculo cerrado, ocupando sólo una parte de la habitación.
  • Entorno: Asegúrese de que los olores no distraigan: animales, cosas derramadas por los niños en lugares extraños, perfumes fuertes, la cena de la noche, incluso desodorantes de ambiente, que puedan irritar la nariz. Recuerde también que la temperatura en el hogar aumenta a medida que más personas están incluidas en una habitación. Los miembros pueden sentirse agitados e incómodos por la falta de aire fresco.
  • Iluminación: La iluminación debe ser brillante para que todos puedan leer, pero baja para sentirse cómodos. Si hay poca luz, la gente tendrá más dificultades para leer las hojas y folletos del culto.
  • Refrigerios: El anfitrión debe proveer los refrigerios o asegurarse que alguien los proveerá. Tiempo para los refrigerios no es algo que se inserta en el ministerio de grupos pequeños. Es una parte vital de ellos.
  • Las distracciones: Buenos anfitriones apagan las TV, teléfonos, radios y computadoras durante una reunión. No conteste el teléfono, a menos que sea una emergencia. Ponga las mascotas en otra habitación o afuera.
  • Inicio y fin: Los mejores anfitriones tienen todo listo antes que la primera persona llega. En otras palabras, no hay limpieza o preparación cuando es el momento para iniciar la célula. Aunque el lder tiene mucho que ver con el arranque y parada en el tiempo, el anfitrión también puede jugar un papel importante al discutir y planificar el inicio y final.

La Biblia contiene más de cincuenta “unos a otros” comandos. Aun as usted  puede que no tenga esos dones, esto lo hace más fácil para el alojamiento, me gustara animarte a que abras las puertas de tu hogar por lo menos de vez en cuando para albergar un grupo de células. Esto te dará la oportunidad de servir a Dios, a través del servicio a los demás. Dios te bendecirá por los resultados.

¿Comentarios?

Joel

Leave a Reply

Your email address will not be published.