Reaching Your Network

steve

by Steve Cordle

It is common knowledge that cell-based discipleship is highly relational. As people do life together in the context of a group, they influence each other spiritually in both intentional and unintentional ways. We become more like Jesus as we spend time with other followers of Jesus.

Maybe less obvious is that cell-based evangelism is also highly relational. As believers do life among the people they know, they can influence others to follow Christ.

The early church grew as believers lived out and shared their faith with the people they lived with and among (oikos, or “household” in Greek)

We each have a “web of relationships” – a network of people that we know and relate to on a regular basis. As a believer, God desires to use you to reach those in your network (oikos)!

After all, we trust those we know more than we trust strangers. That means you are uniquely positioned to help people in your circle to come to faith.

It’s been said that when God brought you to faith in Jesus, He intends to bring your whole family to Jesus. You are the “beach head”.

Who is your oikos? You can make a list of:

  • family members
  • relatives
  • friends you see regularly
  • neighbors and work associates
  • people you know through hobbies and children’s activities

Now, who among these is not yet a follower of Christ? These are the ones you are positioned to reach most naturally. A group doesn’t need elaborate programming to reach new people, just eyes to see the harvest among their oikos.

Comments?

Steve

Korean blog (click here)

Portuguese blog (click here)

Spanish blog:

Alcanzando tu red

Por Steve Cordle

Es de conocimiento común que el discipulado en las células es bastante relacional. A medida que la gente hace la vida en el contexto de un grupo, ellos influyen los unos a otros espiritualmente en formas intencionales y no intencionales. Llegamos a ser más como Jesús al pasar mas tiempo con otros seguidores de Jesús.

Quizás es menos obvio la evangelización en las células pero también es altamente relacional. Como creyentes hacemos la vida entre la gente que conocemos, y pueden influir en los demás a seguir a Cristo.

La iglesia primitiva creció como creyentes que vivieron y compartieron su fe con las personas que vivan con y entre ellos (oikos, o “hogares” en griego)

Cada uno de nosotros tenemos una “red de relaciones” – una red de personas que conocemos y relacionamos en una base regular. Como creyente, Dios desea usarte para llegar a las personas en tu red ¡(oikos)!

Después de todo, confiamos en aquellos que conocemos más que en los extraños. Eso significa que usted está en una posición única de ayudar a las personas en tu crculo para llegar a la fe.

He dicho que cuando Dios te trajo a la fe en Jesús, Él tiene la intención de traer a toda tu familia a Jesús. Usted es la “cabeza”.

¿Quién es su crculo? Usted puede hacer una lista de:

• Los miembros de la familia

• Parientes

• Amigos que ves regularmente

• Vecinos y compañeros de trabajo

• Personas que conoces a través de pasatiempos y actividades para niños

Ahora, ¿quién de ellos todava no es un seguidor de Cristo? Estos son los que están en condiciones de llegar lo más naturalmente posible. Un grupo no necesita programación elaborada para llegar a gente nueva, sólo ojos para ver la cosecha entre sus oikos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.