Capítulo 8: Modelos de Liderazgo

Disertación de Joel Comiskey

Del estudio de estas cinco iglesias investigadas, me he dado cuenta cada vez más de la importancia del liderazgo eficaz en el ministerio celular. En este capítulo, describiré el proceso de selección de líderes, entrenamiento, y el cuidado continuado que están presentes en estas iglesias investigadas.

La Misión Carismática Internacional

La meta de esta iglesia es hacer que cada persona que entra en la iglesia sea un líder de un grupo celular. A diferencia de Cho que cree que sólo los que tienen el don de evangelización pueden ser los líderes (Cho 1984a), el Pastor Castellanos estimula a todos para que sean líderes. [1]

Requisitos del Liderazgo

Para ser un líder celular, uno necesita ser bautizado en el agua y en el Espíritu Santo (con la evidencia de hablar en lenguas) y cumplir con los deberes de la membresía de la iglesia (por ejemplo, asistiendo a la iglesia principal, diezmando, y demostrando la fidelidad a la iglesia). Se enfatiza repetidamente una vida santa así como el mantenimiento de una vida familiar piadosa. El liderazgo principal no tiene dudas de quitar a las personas que no están viviendo vidas piadosas. [2]

Entrenamiento del Liderazgo

César Fajardo, el supervisor de 3,600 grupos celulares ( Él ahora tiene más de 8,000 grupos), me dijo que la clave al éxito celular es levantando líderes de de calidad. Él cree que MCI está experimentando un crecimiento de la iglesia tan asombroso debido al liderazgo de calidad. [3] Para llegar a ser un líder celular uno debe superar por lo menos tres barreras.

Paso Uno: Primer Retiro de Encuentro

Estos son retiros espirituales periódicos que tienen lugar todos los fines de semana en un centro de retiros designado (por ejemplo, una casa de una estancia (rancho), una casa de granja). El propósito es de asegurarse que la persona que recibe a Cristo durante una llamada del altar ha experimentado verdaderamente la vida cristiana. Durante el Encuentro, cada persona recibe una enseñanza concentrada sobre la liberación del pecado, la vida santificada, y el bautismo del Espíritu. [4] Asistir a un Retiro de Encuentro es el primer paso requerido para el liderazgo.

Paso Dos: Primer Semestre de la Escuela de Liderazgo

Después del Retiro de Encuentro, la persona asiste a un curso diseñado para entrenar a los nuevos líderes celulares. Ellos lo llaman C.A.F.E. 2000, que básicamente significa: «Células de Entrenamiento Familiar y Evangelización.» El material de entrenamiento le da al líder potencial los principios fundamentales básicos para dirigir un grupo pequeño. El material es muy básico y sencillo. [5] Estas reuniones de entrenamiento para el liderazgo se realizan dentro de la iglesia durante la semana. Cuando estuve en MCI en octubre de 1996, se calculaba que sesionaban unas quince escuelas de entrenamiento de liderazgo todos los días con un total de aproximadamente 3,000 estudiantes.

Paso Tres: Segundo Retiro de Encuentro

En octubre de 1996, la asistencia a un segundo Retiro de Encuentro era sólo un requisito para los líderes celulares de los grupos juveniles. [6] Este segundo retiro está diseñado para reforzar los compromisos tomados en el primer retiro y para inculcar los principios definitivos en el líder potencial antes de que él o ella comiencen a dirigir un grupo celular.

Segundo y Tercer Semestre de la Escuela de Liderazgo

El entrenamiento del liderazgo celular principal dura tres meses, pero los niveles más profundos del entrenamiento se extienden durante nueve meses. Durante este segundo y tercer semestre, hay una enseñanza de un nivel más profundo sobre las sectas falsas, las falsas filosofías, y los valores fundamentales en MCI. Para el tiempo cuando el estudiante entra en el segundo semestre, él o ella debe estar dirigiendo un grupo celular que le obliga al estudiante a aprender tanto teórica como prácticamente. [7]

Educación Teológica por la Extensión

Si un líder desea niveles más profundos de entrenamiento más allá del curso de nueve meses, se ofrece un excelente curso probado de educación teológica. [8] Aunque este curso de extensión no es demandado en MCI, proporciona la oportunidad para un nivel de entrenamiento de liderazgo más profundo.

Entrenadores Para el Liderazgo

Al principio, el Pastor Castellanos y sus doce discípulos originales enseñaban los cursos de entrenamiento para el liderazgo. Sin embargo, la demanda que surgió por el gran número de líderes potenciales de células hizo necesario que el Pastor Castellanos entregara este ministerio al personal de setenta. A los setenta también se les permite levantar discípulos excepcionalmente fructíferos (uno con una multiplicación exitosa) para enseñar el curso de entrenamiento para el liderazgo.

Entrenando a Través de los Doce

Como se ha mencionado previamente, la meta del liderazgo celular no es de dirigir meramente un grupo celular, sino de levantar doce líderes celulares adicionales (discípulos). Porque cada líder celular está en un grupo de doce de discipulado, no hay necesidad de largos y continuados cursos de entrenamiento. El cuidado continuado y personal del liderazgo celular tiene lugar dentro de la reunión del discipulado semanal.

Comunidad Cristiana Agua Viva

AGV requiere de un programa de entrenamiento riguroso para el futuro liderazgo celular. Los que pasan el primer año generalmente llegan a ser llegan a ser líderes celulares. También han demostrado su compromiso con la iglesia. Aproximadamente la mitad de los líderes celulares son mujeres, pero de los catorce líderes de zonas actuales, doce de ellos varones.

Requisitos de Liderazgo

Junto con las características de liderazgo generales mencionadas en el Nuevo Testamento, los líderes celulares potenciales en AGV deben: ser bautizados en el agua y en el Espíritu Santo (con la evidencia de hablar en lenguas), completar el primer año de entrenamiento, ser un miembro de la iglesia (como se explica en la siguiente sección), y completar el curso de entrenamiento para el liderazgo, de cuatro semanas. El futuro desafío para AGV será tener suficientes personas entrenadas para satisfacer las necesidades de su énfasis en una rápida expansión.

Entrenamiento de Liderazgo

El programa de entrenamiento de liderazgo total en AGV dura tres años, pero sólo se requiere un año para el liderazgo celular. El primer año proporciona la enseñanza en las doctrinas básicas mientras que en los años subsiguientes se enfoca en áreas más específicas.

Escuela Bíblica de un Año

De los tres años completos de entrenamiento bíblico en AGV, todos los líderes potenciales deben completar el primero año. [9] Alrededor de 1,000 personas se matriculan en el entrenamiento doctrinal todas las semanas. La Tabla 32 ilustra su sistema de entrenamiento.

Entrenamiento de Liderazgo Avanzado

Éste es un curso requerido para todos los líderes celulares potenciales y son enseñados por el Pastor Juan o su esposa Alicia. Dura dos meses y prepara a un miembro para ser un líder celular. Antes de tomar este curso particular, una persona debe de haber completado los requisitos del primer año de entrenamiento.

TABLA 32
AGV: PRIMERO AÑO EL ENTRENAMIENTO CELULAR

CURSO I: CLASE DE BAUTISMO

Los miembros son estimulados a ser bautizados inmediatamente después de la conversión. Sin embargo, la membresía no tiene lugar hasta la realización de los siguientes cursos.

CURSO II: DOCTRINA BÁSICA

Se enseñan a los miembros las doctrinas de: El amor de Dios, la salvación, perdón, y la Biblia.

EL CURSO III: DOCTRINA CRISTIANA FUNDAMENTAL I

Se enseña a los miembros las doctrinas de: La fe, conociendo a Dios, el pecado, el Espíritu Santo, el don del Espíritu, la oración, la meditación de la Biblia.

EL CURSO IV: LA DOCTRINA CRISTIANA FUNDAMENTAL II

Se enseña a los miembros las doctrinas de: el pacto de sangre, las cosas futuras, la mayordomía, la guerra espiritual, sanidad divina, liberación, más sobre la meditación de la Biblia.

MEMBRESÍA

Es en este momento cuando uno puede ser un miembro de AGV.

Segundo Año de Entrenamiento Ministerial

Este segundo año de entrenamiento no es un requisito para el liderazgo celular. Más bien, está diseñado para dar el entrenamiento avanzado para los que desean avanzar más en profundidad. Este curso normalmente es enseñado por la Pastora Alicia Capurro por la tarde. Cubre temas tales como consejería, sectas falsas, temas de la batalla espiritual, y otras doctrinas fundamentales. Sólo los que han atravesado el primer año de entrenamiento bíblico pueden tomar este curso.

Tercer Año de Entrenamiento Ministerial

Juan Capurro enseña este tercer año de entrenamiento ( Juan Capurro ha dejado la iglesia desde entonces). La meta es cubrir todo el Antiguo Testamento. Sólo los que han tomado el segundo año de entrenamiento ministerial pueden tomar este curso, y sólo se da una vez por año. Se completa con los exámenes y la tarea domiciliaria. Me dijeron que hay bastantes personas que comienzan el curso pero el número disminuye al acercarse el tiempo de los exámenes.

Seminarios

Casi cada mes y medio, AGV patrocina un seminario para toda la iglesia. El seminario dura tres días y el tema varía según el portavoz que ha sido invitado. [10]

Surgimientos de Líderes

Se hizo una votación en 1992 con el propósito de descubrir la efectividad de los grupos celulares. [11] Como resultado de esta votación se descubrió que sesenta y cuatro por ciento de las personas convertidas en el grupo celular son llevadas a Cristo por los líderes celulares que también se habían convertido en AGV. Esto parece confirmar el hecho que el liderazgo que se ha levantado desde adentro es muy eficaz. Este énfasis en el liderazgo que surgió desde adentro es evidente en AGV. En el pasado nadie podía ser un líder celular sin haber multiplicado su grupo tres veces. Aunque hay más apertura ahora al don, al talento, y a la profesión, el liderazgo en AGV continúa emergiendo naturalmente desde dentro de la estructura existente.

La Misión Cristiana Elim

El entrenamiento de liderazgo en la Misión Cristiana Elim es muy básico y muy semejante a otras iglesias Celulares Puras. Sin embargo, debido al enorme éxito de esta iglesia, es importante entender cómo los líderes surgen en MCE y cómo son entrenados.

Requisitos de Liderazgo

Los requisitos para el liderazgo en MCE son mínimos. Incluyen el de ser cristiano durante seis meses, membresía en un grupo celular, bautismo en el Espíritu Santo (con evidencia de hablar en lenguas), bautismo en agua, y completar el entrenamiento de liderazgo de cuatro semanas.

El requisito más pesado es el compromiso del tiempo. Según este programa, el supervisor y el líder de la célula deben asistir a cinco reuniones por semana. [12] Por supuesto, hay otros compromisos como la visitación, las reuniones de oración de toda la noche, días de ayuno, y el informe estadístico semanal. [13]

Entrenamiento del Liderazgo

El entrenamiento celular en MCE es muy simple. Hay muy pocos requisitos iniciales. Esto es en parte debido al diligente cuidado continuado que todos los líderes celulares reciben. Por ejemplo, MCE prepara las lecciones en forma escrita para el líder celular, y después diligentemente entrena a los para la entrega de la lección todas las semanas. Poco se deja para el azar.

Entrenamiento en un Grupo

La reunión de planificación separada (en los hogares el jueves por la noche) para todos los equipos celulares agrega un elemento importante de entrenamiento realizando la tarea. Un líder potencial podría empezar como ayudante, líder de música, tesorero, secretaria, o el líder bíblico de los niños. A través de esta metodología el liderazgo de es «captado» en oposición a ser «enseñado».

Entrenamiento Bíblico en la Iglesia

La enseñanza bíblica expositiva de la mitad de la semana está diseñada para proporcionar el entrenamiento bíblico fundamental. El énfasis calvinista y la estricta interpretación de la Biblia se resaltan a menudo durante estas reuniones. Esto es el principal (y prácticamente único) cauce para que un futuro líder reciba entrenamiento bíblico. [14]

Entrenamiento de los Grupos Celulares de Cuatro Semanas

Un curso de entrenamiento de cuatro semanas es un requisito previo para el liderazgo celular. Normalmente, el pastor de distrito enseña este curso, con la ayuda de un pastor de la zona. Cada distrito da este curso repetidamente a lo largo del año. La tabla siguiente explica el contenido de este curso de entrenamiento para el liderazgo:

TABLA 33
MCE: NUEVO LÍDER QUE ENTRENA EL CURSO

PRIMERA SEMANA

  • El Llamado a Dirigir
  • La Visión del Grupo Celular
  • La Razón para los Grupos Celulares

SEGUNDA SEMANA

  • Requisitos y Características del Liderazgo
  • Preparación de la Lección

TERCERA SEMANA

  • Cómo Operan los Grupos Celulares
  • Cómo Multiplicar el Grupo Celular

CUARTA SEMANA

  • Administración y Organización de los Grupos Celulares
  • Examen Final
Ayuda Pastoral Continuada

Éste es el punto fuerte del entrenamiento para el liderazgo en MCE. El sistema de Jetro en MCE está muy desarrollado. Los pastores de zona se reúnen semanalmente con supervisores y líderes celulares para enseñar la lección semanal, para que ellos puedan enseñarlo a su vez a sus grupos. Se transmiten estímulo, motivación, y visión durante estas reuniones.

Otra área en que MCE aventaja es la supervisión de «alto toque» del liderazgo principal. Todas las semanas, los supervisores, pastores de zona, pastores de distrito, e incluso el pastor titular visita una reunión de planificación diferente rotando entre los distintos grupos. De esta manera, los líderes principales pueden ofrecer la ayuda práctica a los que están a cargo del liderazgo celular.

Entrenamiento Adicional

Ellos no animan su dirección para estudiar más allá del entrenamiento que ellos reciben en la iglesia. En parte, esto es debido al hecho que ellos están muy interesados que nadie se desvía de la pura doctrina. Aunque ellos no critican el estudio extenso, ellos tampoco lo animan. [15]

Funciones del Liderazgo

El principio del liderazgo principal en MCE es que todo el liderazgo debe estar en la batalla. Nadie queda eximido. Por ejemplo, Jorge Galindo, el pastor de titular en MCE, asiste a un grupo celular diferente todos los sábados. [16] Vale la pena repetir que todas las semanas, todos los pastores de distrito y pastor de zona deben asistir a un grupo celular del equipo los días jueves y a la reunión normal de la célula de los sábados. MCE quiere asegurarse que el liderazgo principal quede sintonizado con lo que está pasando prácticamente en el ministerio celular.

El pastor de distrito, una persona del personal a sueldo, es responsable por todo su distrito. Cada pastor de distrito tiene aproximadamente 675 grupos bajo su cuidado y unas 14,500 personas. El pastor de distrito trabaja principalmente con sus doce pastores de zona para cuidar del distrito. Él está regularmente involucrado predicando (incluso el domingo por la mañana) y administrando los sacramentos para su distrito particular.

El pastor de zona, una persona del personal a sueldo, supervisa a los supervisores bajo su cuidado. Él podría tener de quince a treinta supervisores bajo su cuidado. Por esta razón, no es raro que un pastor de zona sea responsable por cien grupos y entre 1,000 a 1,500 personas. El pastor visita a sus supervisores y líderes celulares, predica durante el culto a la mitad de la semana, y administra los sacramentos en su zona. [17]

El papel del supervisor no es un puesto pago en MCE, pero puede ser un trabajo de tiempo completo. [18] Yo quedé contento de saber que los supervisores no deben dirigir los grupos celulares en MCE, para que puedan rotar libremente entre sus cinco grupos. Las mujeres pueden ser supervisoras, pero sólo sobre los grupos de mujeres.

En MCE cada líder tiene sólo un grupo. La meta del líder celular es de multiplicar el grupo, y lo logra desarrollando en primer lugar su equipo celular. El líder celular intenta delegar las tareas a cada miembro en el equipo, para que ellos a su vez estén finalmente preparados para el liderazgo celular.

El Centro Cristiano de Guayaquil

La faceta más fuerte del desarrollo del liderazgo de esta iglesia es el entrenamiento continuado que se realiza todos los martes por la noche. CCG ha tenido éxito asegurando que una gran parte de sus líderes de células asista a esta sesión de entrenamiento continuada. CCG también tiene un programa excelente para los que desean recibir una preparación de mayor profundidad. Hay muchas oportunidades, desde las clases bíblicas en la iglesia al Entrenamiento del Instituto Bíblico.

Requisitos para el Liderazgo

Los requisitos para el liderazgo en CCG incluyen la salvación, el bautismo en agua, la asistencia a un grupo celular, y la realización del curso de entrenamiento de cuatro semanas para el liderazgo celular. Aunque es una de las Asambleas de Dios, era la única iglesia investigada que no tenía el requisito de que el líder celular hable en lenguas.

Entrenamiento para el Liderazgo

En octubre de 1996 había 1590 grupos, sin embargo solo había 810 líderes. Parece que CCG no ha podido entrenar a los líderes lo suficientemente rápido para satisfacer las necesidades de las florecientes necesidades de un ministerio celular creciente. En general, CCG aventaja en mantener el sobresale en proporcionar un entrenamiento continuado para los líderes celulares existentes, pero carece de la capacidad de levantar rápidamente a los nuevos líderes celulares.

En la Célula

El líder celular en CCG es estimulado para que surjan nuevas personas en su grupo. Sin embargo, no noté un programa de entrenamiento claro dentro del grupo celular en CCG. De hecho, después de hablar con muchos líderes, llegué a la conclusión que en proporción pocos de los 1.600 grupos celulares tienen aprendices o líderes auxiliares. Sus metas para abrir grupos nuevos parecen haber pesado más que su capacidad de proporcionar suficientes líderes.

Entrenamiento Inicial de Cuatro Semanas

Cuando una persona ha recibido el bautismo, está asistiendo al grupo celular, y quiere ser un líder, él o ella deben asistir a una clase de entrenamiento de cuatro semanas que se realiza los domingos por la noche. El curso de cuatro semanas repasa los puntos principales del manual de CCG. Después de asistir a ese curso de cuatro semanas, la persona puede dirigir un grupo celular oficialmente, aunque se estimula que la persona siga entrenándose. Cuando estaba presente en octubre 1996, entre veinte y treinta líderes celulares potenciales realizaban el curso de cuatro semanas todos los meses.

Requisito del Entrenamiento del Martes a la Noche

Todos los martes de noche, los líderes celulares se reúnen en el santuario en CCG para recibir el entrenamiento. El entrenamiento se divide en tres partes. Durante la primera parte, todos los líderes se reúnen en el santuario para recibir el entrenamiento de las habilidades para saber cómo ser un líder celular más eficaz (por ejemplo, escuchar y aconsejar). Esta parte del entrenamiento dura aproximadamente cuarenta y cinco minutos. [19] Durante la segunda parte, el pastor titular repasa la lección para la siguiente semana. [20] La lección está basada en el sermón semanal del pastor. Finalmente, todos los líderes celulares se dividen en grupos más pequeños con sus pastores de zona y supervisores para repasar las estadísticas, las metas fijadas, y establecer planes para el futuro.

Entrenamiento del Domingo por la Mañana

El domingo por la mañana hay varias clases Bíblicas ofrecidas. Estos cursos están abiertos a todos los miembros de CCG y no simplemente a los líderes celulares potenciales. En cualquier domingo dado, generalmente hay un promedio de quinientos adultos que toman estos cursos. Los cursos fundamentales pueden completarse en un año y pueden ser diseñados para darle un entendiendo más profundo de la fe cristiana al estudiante. Se ofrecen tres cursos durante el primer año (Crecimiento Cristiano I, II, III) que enseña la doctrina cristiana básica. Después de completar estos tres cursos la persona sigue para completar el Discipulado I, II, y III. Era difícil de determinar el porcentaje de líderes celulares que habían completado todos los cursos ofrecidos el domingo. [21]

Congreso Celular

Cada seis meses hay un congreso celular en CCG. Me dijeron que unas 800 personas estaban presentes en el congreso de 1996. [22] El congreso empieza en un viernes por la noche y continúa a través del sábado. Hay dos énfasis fundamentales: primero, entrenar y enseñar a los nuevos líderes celulares, y segundo, instruir a esos líderes celulares que ya dirigen un grupo en varios entrenamientos de habilidades.

Instituto Bíblico

CCG tiene su propio Instituto Bíblico que se reúne cuatro noches por semana dentro de su propio edificio de la iglesia. Es un Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios de cuatro años con el propósito de entrenar a los obreros cristianos. Todos los líderes de distrito y pastores de zona deben de haber graduado previamente del instituto o se deben de haber anotado en el instituto con la meta de graduarse.

Funciones de Liderazgo

Las funciones de liderazgo en CCG están bien organizadas y claramente distinguidas. El Pastor Jerry Smith es responsable por la visión global y dirección de la iglesia. [23] Él toma esta responsabilidad con seriedad y permanece en íntimo contacto con el ministerio celular.

Cada uno de los tres líderes de distrito en CCG se ha distinguido como responsable, exitoso, y llamado al ministerio. Todos ellos tienen un grado bíblico en un instituto reconocido. El líder de distrito es directamente responsable por el crecimiento de su distrito particular y es un supervisor de los líderes de zona. Uno de los tres pastores de distrito era mujer.

El líder de zona generalmente es seleccionado debido a su éxito previo en el ministerio celular. Antes de que dicho crecimiento rápido ocurriera en el ministerio celular, Smith requería que un pastor de zona también tuviera un grado bíblico. Ahora, se le permite estudiar mientras ministra como pastor de zona. En octubre de 1996, había un promedio de ocho pastores de zona en cada distrito. Seis de estos veintitrés pastores de zona eran mujeres. De mis conversaciones con los líderes de zona, entendí que ellos pasan la mayor parte de su tiempo en oración, planificación, y visitas. Se exige a los pastores de zona que hagan cuarenta visitas todas las semanas y miles todos los años (Smith 1995:32). Ellos deben dar un rendir una variada información estadística todas las semanas — incluyendo cómo ellos se pasan su tiempo cada día.

Los supervisores son personas laicas que supervisan varios grupos celulares (aproximadamente cuatro grupos celulares por supervisor). En CCG, ellos también dirigen a menudo su propio grupo celular. El supervisor pasa la mayor parte de su tiempo visitando, administrando, y reuniéndose con los líderes celulares.

El líder del grupo celular está en el mismo corazón del sistema celular en CCG. Según el manual, todos los líderes celulares se pone como meta de ganar a dos amigos para Cristo, asegurarse que esos amigos se bauticen en la iglesia, se desarrollen en líderes celulares auxiliares, y multipliquen el grupo en seis meses (1995:24). Sobre todo, estimé que más de la mitad de los líderes celulares son mujeres. [24]

El anfitrión del grupo celular abre su casa para que se reúna el grupo celular, sirve el refresco a los miembros celulares, e intenta crear una atmósfera de amor. Esta persona juega un papel importante a CCG. [25]

Amor Viviente

El entrenamiento para los líderes celulares en AMV es práctico y teórico. La primera parte es «captado» mientras se participa en el equipo celular y la segunda parte es «enseñada» en el formato del seminario y también un tipo especial de entrenamiento que AMV llama «Discipulado.»

Requisitos para el Liderazgo

Si uno decide estar involucrado en el ministerio celular, él o ella debe ser un cristiano durante dos años, ser un miembro regular de un grupo celular durante un año, ser primero el líder celular auxiliar, ser bautizado en agua y en el Espíritu, pasar la entrevista con el supervisor de distrito, inscribirse en entrenamiento de discipulado, y tiene la disposición apropiada (por ejemplo, actitudes correctas, un testimonio bueno, sumisión a la autoridad).

Nada se hace apresuradamente o caprichosamente a AMV. Posiblemente, es por esta razón que los grupos celulares han experimentado el crecimiento consistente. Otros ministerios de la célula diferentes en que los líderes tienen a menudo dos o más grupos, en AMV cada líder puede dirigir sólo un grupo de crecimiento. [26]

Entrenamiento de Liderazgo

El entrenamiento del liderazgo en AMV es un proceso muy directo con un fuerte énfasis en el entrenamiento práctico. Aunque se proporciona algún entrenamiento teórico, la mayor parte del entrenamiento es práctico y aprendido realizando las tareas.

Entrenamiento en la tarea Para el Liderazgo Celular Potencial

El hecho que un líder celular debe ser primero un ayudante celular asegura que todos los que en el futuro son líderes celulares han pasado por la progresión normal de la experiencia del ministerio. Porque la multiplicación celular es una parte vital de los grupos celulares, el ayudante celular es consciente que en el futuro él o ella llegará a ser líderes celulares en el nuevo grupo.

Entrenamiento de Seminario

El sistema del seminario es utilizado con bastante frecuencia en AMV. Antes de empezar el grupo celular, los nuevos líderes son entrenados en un seminario que dura un día. Hay también un congreso celular anual de tres días en el cual los líderes celulares son entrenados en los fundamentos del ministerio celular. Otro seminario de entrenamiento especializado es ofrecido en AMV a lo largo del año.

Entrenamiento de Discipulado

Uno de los requisitos para cualquiera que entra al liderazgo celular ha de ser inscrito en el entrenamiento de discipulado. Aunque el entrenamiento para el discipulado se reúne durante una hora antes de los dos cultos principales el sábado por la noche, no se puede comparar con un programa de Escuela Dominical. El discipulado en AMV es un equilibrio creativo de entrenamiento personal e instrucción del aula. Toca el corazón y la cabeza (Tabla 34).

Funciones de Liderazgo

Las funciones de liderazgo son muchas y variadas en AMV. A continuación hay algunas de las responsabilidades más importantes del liderazgo celular.

El pastor titular supervisa todo el ministerio celular. Él trabaja con el director celular para confirmar las metas y planificar para el futuro. También está disponible para hablar a los líderes celulares cuando lo llaman. Sin embargo, en su mayor parte, él no está involucrado directamente con el ministerio celular semanalmente.

Aunque el pastor titular es la cabeza oficial del ministerio celular, el director del ministerio celular es el que es más responsable. Esta persona pastorea de a los superintendentes de distrito, supervisa la dirección de cada distrito, y coordina todas las actividades del ministerio celular. En noviembre de 1996 él era el único con un sueldo por jornada de tiempo completo.

TABLA 34
AMV: LOS CONCEPTOS DE DISCIPULADO Y REQUISITOS

REQUISITOS INICIALES

  • Los discípulos potenciales deben solicitar antes de ser aceptados en el discipulado. Después, tiene lugar una entrevista.
  • A menos que es estudiante esté involucrado en un grupo celular, él o ella no pueden entrar en el programa de discipulado; la persona debe ser convertida por espacio de dos años.
NIVELES DE ENTRENAMIENTO
  • El discipulado se enseña en tres secciones de un año cada uno (dura tres años). Uno no puede entrar al año siguiente sin graduarse.
ENTRENAMIENTO PERSONAL
  • Se valora la interacción personal. Los grupos de discipulado son divididos en unidades de diez a quince personas; cada grupo tiene su propio entrenador para el discipulado que permanece con el grupo durante todo el año.
  • El mentor/discipulador visita con el estudiante fuera de la clase, establece contacto con el líder celular de la persona, y observa la conducta del discípulo.
ÉNFASIS EN LA SANTIDAD PERSONAL
  • El conocimiento de la doctrina bíblica es parte del entrenamiento. Los discípulos también son estimulados a tener sus devocionales todas las semanas, son probados con respecto a su actitud hacia la autoridad, y su conducta en el matrimonio.
  • Si una persona persiste en el pecado y no cambia, se le solicita a él o a ella que salga del programa.
  • Todos los grupos tienen por lo menos tres reuniones de oración por año que duran toda la noche.
ÉNFASIS EN LA TAREA DOMICILIARIA Y EL SISTEMA DE CALIFICACIÓN
  • Hay un sistema de calificaciones altamente desarrollado por el cumplimiento de la tarea domiciliaria (la tarea domiciliaria es a menudo muy práctica, como por ejemplo testificar a su vecino, o tener su tiempo devocional).
  • Un estudiante no se puede graduar si está ausente diez o más veces.
ENTRENAMIENTO BÍBLICO
  • Los grupos de discipulado utilizan libros de texto tales como «Más que un Carpintero», por Josh McDowell.
  • El primer año del entrenamiento de discipulado consiste en catorce cursos (de cinco a catorce semanas) que tratan de los temas tales como la autoridad espiritual, las sectas falsas, administración, doctrina bíblica y los dones del Espíritu Santo.
  • El superintendente de distrito supervisa uno de los ocho distritos geográficos. En noviembre de 1996 cada superintendente tenía cerca de 200 grupos celulares bajo su cuidado. Él supervisa a los líderes de la zona dentro de su distrito (un promedio de siete zonas por distrito), se asegura que cada zona está participando en las actividades de la iglesia, y que están cumpliéndose las metas de la iglesia. El superintendente de distrito no visita los grupos celulares.
  • En noviembre de 1996 había veintisiete zonas y líderes de zona en AMV. Cada zona está dividida en áreas que son cuidadas por supervisores. Por consiguiente, el trabajo principal del líder de zona es asegurarse que los supervisores del área están creciendo en el Señor, fortaleciendo los grupos bajo su cuidado, y cumpliendo las metas del ministerio celular. [27]
  • Parece que la posición del supervisor del área es uno de los más vitales en AMV. Es esta persona que trabaja individualmente con los equipos de liderazgo celulares y también visita periódicamente los cinco grupos celulares bajo su cuidado. El supervisor del área debe asegurar que cada grupo celular tiene un equipo de liderazgo funcionando y que cada de grupo está participando en las distintas actividades de la iglesia.
  • El líder celular es responsable por el cuidado del grupo celular. Sin embargo, en este sistema, él no está solo. El equipo de líderes lo acompaña. Por consiguiente, el líder celular debe dirigir el equipo de líderes y el grupo celular.
  • El equipo de liderazgo es la unidad más fundamental en AMV. Está formado por tres miembros principales y dos miembros en general. Los miembros del equipo incluyen al líder, el ayudante (preparándose para dirigir el próximo grupo celular), el tesorero (cuenta el dinero y lo entrega a la iglesia cada semana),[28] y dos miembros en general (que toman parte en el proceso de la planificación, sirven como sustitutos, y se preparan para llenar una de las posiciones en el nuevo grupo celular). En AMV, cualquier miembro del equipo de liderazgo puede cumplir cualquier papel en el grupo de crecimiento (por ejemplo, dirigir la lección, dirigir el culto).

Resumen de las Cinco Iglesias

Como resultado de la investigación en estas cinco iglesias investigadas, han surgido varios modelos de liderazgo. También he notado claras diferencias que necesitan ser analizadas.

Modelos Similares de Liderazgo Celular

Varios modelos de liderazgo surgieron de este estudio que será útil para los que dirigen el ministerio basado en células. Estos modelos pueden verse en la siguiente lista:

  1. Fuerte liderazgo del pastor titular.
  2. Liderazgo gobernado por la visión.
  3. Claros requisitos para el liderazgo.
  4. Curso de entrenamiento requerido para el nuevo líder.
  5. El compromiso de tiempo exigente para el liderazgo celular.
  6. El ascenso en el ministerio basado en el éxito del pasado.
  7. El liderazgo surge desde adentro de la iglesia.
Fuerte Liderazgo Pastoral

Estas iglesias eran dirigidas por pastores fuertes. El sistema celular fluía de la autoridad del pastor titular. Pude detectar un gran respeto y buena voluntad de seguir entre los miembros de estas iglesias. Todos estos pastores titulares tenían una autoridad indisputable. Noté un cierto modelo de liderazgo del caudillo cristiano (tratado en el capítulo 5).

Liderazgo Gobernado por la Visión

Sin excepción estos pastores eran hombres de visión y sueños. Sus metas finales de crecimiento de la iglesia incluían una visión de cientos de miles de personas. Estaban para conquistar una ciudad para Cristo — no sólo que la iglesia creciera. Dos de los pastores hablaban abiertamente sobre la importancia de soñar grandes sueños y utilizaban a Cho como su ejemplo. Debido a la visión pastoral, la congregación se daba cuenta a su vez que ellos eran parte de un trabajo mayor que ellos mismos y que Dios mismo había hablado a su pastor.

Claros Requisitos para el Liderazgo

Todas las iglesias celulares tenían el liderazgo y los requisitos de entrenamiento claramente definidos. Aunque estos requisitos variaban de una iglesia a la otra, los requisitos fundamentales incluían: la salvación, bautismo en agua, asistencia celular, y cumplimiento del entrenamiento celular.

Curso de Entrenamiento Requerido para el Nuevo Líder

Aun cuando un líder celular potencial reuniese los requisitos básicos para el liderazgo, en cada una de estas iglesias había todavía la necesidad de completar un curso de entrenamiento para el liderazgo. Aunque el tiempo y las demandas del curso variaban, había dos características: este curso siempre era dado por el personal pastoral y el curso siempre trataba sobre la organización celular, la visión celular, y los requisitos para el liderazgo en el Nuevo Testamento.

El Compromiso de Tiempo Exigente

Todas estas iglesias esperaban un compromiso de tiempo grande de parte de sus líderes. CCG y AGV requerían menos — sólo dos reuniones celulares por semana además de los cultos normales de la iglesia. MCI estimulaba a que sus líderes celulares asistieran a por lo menos tres reuniones relacionadas con las células por semana y también a las reuniones semanales de la congregación y de la celebración. MCE y AMV requerían tres reuniones relacionadas las células para todos los que estaban en el liderazgo.

El Ascenso en el Ministerio Basado en el Éxito del Pasado

El ascenso en el ministerio a los puestos más altos de liderazgo era principalmente el resultado del éxito anterior en la multiplicación celular. Aunque la vocación y las cualidades personales se tenían en cuenta, la prueba final era el éxito pasado como líder celular. El entrenamiento de la Escuela Bíblica no era un factor fundamental en el ascenso hacia el liderazgo superior.

El Liderazgo que Surge en la Misma Iglesia

Estas iglesias no buscaban más allá de ellos mismos para llenar sus puestos de para el liderazgo superior. [29] Sin excepción, todo el liderazgo tenía que pasar por los cauces normales de la experiencia ministerial, el éxito ministerial, y el entrenamiento para el liderazgo dentro de la iglesia antes de que ascender a las posiciones más altas.

Diferencias en el Liderazgo Celular

Junto con los modelos de liderazgo celular, había algunas claras diferencias. La lista siguiente resalta esas diferencias:

  1. Participación activa del liderazgo superior
  2. Comparación estadística entre los líderes de células
  3. Cantidad de requisitos de entrenamiento para el liderazgo
  4. Éxito en el surgimiento de nuevos líderes
  5. Grado de concentración en la estructura del equipo
  6. Niveles superiores de entrenamiento del líder celular
Participación activa del liderazgo superior

En cuatro de las iglesias, todo el liderazgo superior estaba personalmente involucrado en el ministerio celular. MCE requería que los pastores de distrito, pastores de zona, y supervisores visitaran tanto la reunión de planificación los jueves por la noche como también una reunión celular los sábados por la noche.

Tres de los pastores titulares de las iglesias investigadas estaban muy involucrados en el ministerio celular. Estos pastores comprendían que no podían delegar este ministerio simplemente a otra persona. [30] Una excepción era el liderazgo superior en AMV. El pastor titular escogió delegar el ministerio celular a otro director y sólo se involucraba cuando se lo pedían.

La Comparación Estadística entre los Líderes Celulares

Dos de las iglesias comparaban la efectividad de los líderes estadísticamente por la multiplicación del grupo celular, el crecimiento de la asistencia celular adulta, el crecimiento en la asistencia a la célula de niños, las conversiones y bautismos. El propósito de dichas comparaciones era para estimular la competencia saludable, y para que todos supieran exactamente donde estaban parados. Al mismo tiempo, tres de las iglesias no practicaban dichas comparaciones entre los líderes.

Cantidad de Requisitos de Entrenamiento para el Liderazgo

Como se ha mencionado, todas estas iglesias requerían que un líder cumpla con ciertos requisitos y reciba un entrenamiento básico. Sin embargo, la cantidad y contenido del entrenamiento variaba grandemente de una iglesia a la otra. CCG y MCE proporcionaban el curso de entrenamiento más fácil. En estas iglesias, si el líder potencial cumplía los requisitos simples y básicos para el liderazgo, él tomaba un curso de entrenamiento de cuatro semanas que le preparaba para dirigir el grupo celular. AGV, por otro lado, tenía los requisitos más pesados con por lo menos un año de entrenamiento bíblico.

Éxito en el surgimiento de nuevos líderes

El número de líderes potenciales disponibles para el futuro ministerio celular variaba grandemente entre estas iglesias investigadas. MCI exhibía el mayor éxito en esta área. Con quince grupos de entrenamiento diarios y 3,000 líderes potenciales inscritos en cualquier semana dada, esta iglesia está en la posición de éxito con respecto al entrenamiento de nuevos líderes celulares. CCG, por otro lado, parecía tener una escasez de líderes ya preparados y listos. Su multiplicación de nuevas células había excedido grandemente su capacidad de proporcionar adecuadamente el personal para cada grupo celular.

MCE y AMV confiaban en el concepto del equipo de multiplicación celular que demostró ser muy eficaz. Los nuevos líderes potenciales eran puestos primeramente en un equipo de liderazgo que los preparaba para servir en los futuros grupos celulares.

Grado de concentración en la estructura del equipo

Tres de las iglesias tenían poco o ningún enfoque sobre el ministerio de equipo en el grupo celular. En estas tres iglesias, muchos de los grupos ni siquiera tenían un ayudante. Por otro lado, MCE y AMV hacían que el ministerio de equipo fuera de alta prioridad. Creo que es seguro decir que estas dos iglesias fueron muy exitosas en la multiplicación celular madre-hija porque se concentraron en transformar el núcleo de cada célula en un equipo de liderazgo.

Niveles superiores de entrenamiento del líder celular

La mayor parte del entrenamiento celular continuado para líderes se realizaba a través del sistema Jetro y con sesiones de entrenamiento semanal o mensual. Sin embargo, había varios niveles de énfasis en el entrenamiento superior entre estas iglesias. En una punta del espectro, MCE no proporcionaba mayor entrenamiento bíblico más allá de la enseñanza expositiva semanal. Por otro lado, CCG ofrecía todo desde el entrenamiento de la Escuela Dominical para adultos hasta el entrenamiento del Instituto Bíblico donde uno puede alcanzar una graduación. En alguna parte entre estos dos extremos están las otras iglesias investigadas.

Conclusión

Parece haber una relación en estas iglesias celulares entre la habilidad para el surgimiento de fuertes líderes y la eficacia de los grupos celulares que produce la multiplicación. También noté un rasgo cualitativo en los grupos celulares que dieron mayor énfasis al ministerio de equipo. Aunque todas las iglesias celulares proporcionaban un preentrenamiento para los líderes celulares potenciales y también varios tipos de entrenamiento continuado para los que ya eran líderes, no todas utilizaban el concepto del equipo de ministerio para entrenar a los nuevos líderes celulares. En el próximo capítulo veremos la manera cómo estas iglesias multiplicaban sus grupos celulares. También veremos cómo ese desarrollo del liderazgo juega un papel importante en la multiplicación del grupo celular.

NOTAS FINALES


[1] Me dijeron que el Pastor Castellanos invita a menudo a las personas para que lleguen a ser líderes celulares.

[2] Repetidamente me contaban historias de líderes que eran quitados porque estaban viviendo en el pecado, tenían un “espíritu de orgullo”, o estaban en el ministerio debido a su talento en lugar de su compromiso con Cristo. Los jóvenes requieren que un líder sea fructífero multiplicando los grupos celulares si él o ella quieren permanecer en el liderazgo. Se cuenta la historia que el tamborilero al que le dieron un mes para multiplicar diez grupos celulares, o que renunciara. Supuestamente, él estaba en el liderazgo debido a su talento y no tenía su corazón en el ministerio. Renunció.

Recuerdo cómo Juan Wesley no dudó en quitar a los líderes de la «clase» si no estaban viviendo en santidad. Al mismo tiempo, me parecía que algunas de las razones para quitarlos eran muy subjetivas. Sentí decir de varios líderes que fueron quitados o fuertemente advertidos sobre tener un «espíritu de orgullo.» Esto seguramente tiene que ver con no ser sumisos con los que están a cargo. Parecía que había muy poco lugar para criticar el sistema.

[3] Esta iglesia estima que ellos pueden conservar ochenta y cinco por ciento de sus nuevos convertidos debido a su programa de seguimiento y de entrenamiento.

[4] Entiendo que casi todos vuelven con el don de lenguas.

[5] Hay dos libros que se utilizan principalmente para el tiempo de entrenamiento para el líder. El primero se llama, «El Líder En Los Grupos,» El segundo manual se llama «Encuentro». Este libro fue escrito por César Castellanos (1996).

[6] Es del conocimiento de todos en MCI que el ministerio de los jóvenes es el más eficaz en toda la iglesia. Supe de varios líderes que las ideas y los métodos son primero probados entre los jóvenes y si funcionan, son implementados en toda la iglesia. No me sorprendería si el concepto del «Segundo Retiro de Encuentro» sea muy pronto un requisito para todos los grupos celulares.

[7] A menudo, hay más personas en el primer trimestre que en el segundo y tercero. Es normal que la primera sesión de tres meses empiece con cuarenta estudiantes, el segundo trimestre empiece con treinta y cinco, y cuando llega el último trimestre podría haber sólo veintidós estudiantes.

[8] Estos cursos de «Educación Teológica por Extensión» (llamados F.L.E.T. – Facultad Latinoamericano de Entrenamiento Teológico) es desarrollado por los Episcopales conservadores en Argentina y se utilizan en toda América Latina.

[9] El pastor Capurro me dijo que a veces ellos han sido extremos. Por ejemplo, en cierta oportunidad ellos requerían que sólo los que estaban interesados en ser líderes podían seguir al siguiente nivel de Entrenamiento bíblico. Comprendieron después que estaban descartando a una cantidad grande de personas que necesitaban la Palabra de Dios.

[10] Cuando estuve allí, 1,500 personas estaban abarrotadas en la sala de conferencias todas las noches para escuchar a César Castellanos de Colombia. Antes durante ese año (1996), Peter Wagner dio un seminario en AGV.

[11] Revisé los resultados de esta votación con el Pastor Capurro. Él me dijo repetidamente que era una votación exacta con una muestra representativa.

[12] Lunes, el culto de la enseñanza expositiva; Martes, el pastor de zona se reúne con los supervisores y líderes de celulares; Jueves, la reunión de planificación celular; Sábado, la reunión celular, y domingo, los cultos normales.

[13] Con respecto al tiempo, parece más fácil ser un pastor de zona o de distrito que un líder celular o supervisor.

[14] No existe ninguna clase de la Biblia externa, TEE, o entrenamiento de instituto bíblico. La membresía recibe la enseñanza de una cierta interpretación de las Escrituras sin una exposición muy extensa. Aunque cada líder celular predica con gran fervor, no existe mucha preparación bíblica «en profundidad.»

[15] Me dijeron que nadie en el liderazgo actual es promovido debido a un entrenamiento bíblico de un nivel superior. Simplemente no es un factor en el entrenamiento del liderazgo superior.

[16] Yo quedé muy impresionado por el compromiso de Jorge Galindo en el ministerio celular. Él comprende que el pastor titular es la clave para el éxito del ministerio celular, y está involucrado semanalmente en las reuniones de planificación con los pastores de distrito, el estímulo semanal de los pastores de zona, y su asistencia semanal a una célula.

[17] A diferencia de algunas iglesias celulares, los pastores de zona en MCE no son estimulados a visitar a un número fijo de personas.

[18] Se requiere que el supervisor asista a cinco reuniones todas las semanas.

[19] En octubre de 1996, había aproximadamente cuatrocientos líderes presentes todos los martes de noche. Cuando yo estaba presente, un consejero profesional enseñó sobre la manera cómo aconsejar a los que estaban en los grupos celulares. Cada líder celular recibió un folleto. Era muy práctico e informativo.

[20] Para el entrenamiento de la lección, los líderes adultos se reúnen en el santuario y los que dirigen los grupos de niños o de jóvenes se reúnen en diferentes cuartos debido al enfoque diferente del material. Sin embargo, entiendo que todas las lecciones están basadas en el mensaje del pastor para esa semana.

[21] Hablé con dos pastores de distrito y algunos pastores de zona sobre el porcentaje de líderes que han tomado todos estos cursos. Ellos me dijeron que un porcentaje grande no los han tomado. En este momento, hay un nuevo esfuerzo entre el personal pastoral para estimular a los líderes para tomar este entrenamiento.

[22] De las 800 personas presentes en el congreso en 1996, me dijeron que casi la mitad era de otras iglesias.

[23] Durante la ausencia de Smith, el Pastor José Medina ha asumido las responsabilidades del pastor titular. José Medina ha estado con Smith desde el mismo comienzo. Él me dijo que debido a su larga relación con Jerry, él puede saber qué decisión tomaría Jerry en cualquier momento dado.

[24] Esta conclusión está basada en mis observaciones en el entrenamiento de líderes donde se suponía que todos los líderes estaban presentes, mirando las listas de líderes celulares, y hablando con varios líderes.

[25] El pastor Johnny, uno de los tres pastores de distrito, me dijo que la diferencia entre el éxito y el fracaso de un grupo celular es a menudo el cambio del anfitrión.

[26] Este mismo principio se aplica a los miembros celulares a los que se les permite asistir a un solo grupo celular.

[27] Más recientemente en AMV se determinó que el líder de zona necesita tener más contacto con los grupos celulares. Parece que este papel había llegado a ser más administrativo. No se suponía que los líderes de zona visitaran los grupos celulares, y así parece que su efectividad fue disminuida. AMV está intentando corregir este problema.

[28] A veces la administración podría tener una reunión de todos los tesoreros para compartir una necesidad financiera urgente en la iglesia. Todo el dinero recibido en el grupo va directamente a la iglesia, con la excepción de esos grupos que necesitan contratar autobuses para el culto del sábado. En ese caso, cada ofrenda por medio es para la iglesia. Se confían a los tesoreros la recepción de los diezmos y de las ofrendas de las personas.

[29] Me estoy refiriendo aquí a los pastores, líderes de distrito, líderes de zona, supervisores, líderes celulares, y administración.

[30] Aquí no incluyo a César Castellanos porque él está viajando actualmente fuera de Colombia durante seis meses del año. No estoy seguro acerca de la cantidad de participación que él tiene en el ministerio celular en este momento.